(CHC) Cómo Hacer Cine

0
8

�Cómo hacer Cine� es un proyecto editorial ideado y producido por un grupo de argentinos residentes en España. La propuesta de esta colección de 5 libros es abordar desde diferentes puntos de vista, la práctica cinematográfica para entender todos los aspectos de una producción audiovisual.Cómo hacer cine: una colección en primera persona

Por Alejandra Portela

En abril del 2003 se presentó en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid el tercer tomo de la colección �Cómo hacer Cine�, un proyecto editorial ideado y producido por un grupo de argentinos residentes en España. La propuesta de esta colección de 5 libros, es abordar desde diferentes puntos de vista, la práctica cinematográfica para entender todos los aspectos de una producción audiovisual, partiendo de la base de que no es posible establecer leyes ni criterios rígidos o absolutos. Los puntos de coincidencia y disidencia permiten al lector crear, afirmar o contraponer los suyos. Por eso, el formato elegido es la entrevista. Los dos primeros trataron dos películas fundamentales del Nuevo Cine Español: Tesis y El día de la bestia.

Ya lo dijimos, el formato es la entrevista a todos los participantes del rodaje y la producción. Cada uno de los capítulos se ejemplifican, además, con story boards, bocetos, planillas de producción, gráficos, partituras y fotografías y se complementa con glosarios de términos técnicos y una ampliación de conocimientos del medio audiovisual y el cine español. – El acceso a los glosarios se realiza por medio de un código de colores que conecta las partes del libro entre sí, utilizando el concepto de hipertexto. Cada término técnico o de carácter general que los entrevistados citan es resaltado por medio de un color específico o un signo gráfico, que identifica cada glosario y permite al lector localizar la definición o ampliación de dicho término.

La entrerriana Cecilia Vera dirige desde 1996 esta colección. Egresada de la UBA, viajó a España con una beca de la AECI, cecilia tuvo la amabilidad de contestar a las preguntas que vía mail intentan desentrañar motivos, logros e ideas de esta propuesta bibliográfica sumamente útil.

¿Cuándo y cómo surge el proyecto?

Entre marzo y junio de 1996, en Buenos Aires, el mismo año en que algunas de las personas que han participado y participan en la creación de la colección, y yo, terminamos la Carrera (Diseño de Imagen y Sonido FADU_UBA).
La clara referencia inicial �o una pretendida inspiración de esta colección� fue el libro �El cine según Hitchcock�. En esos años y en Argentina, no se encontraba material de esas características. Las entrevistas que aparecían en libros o revistas especializadas, nunca profundizaban en la especificidad de los oficios del cine, en la forma en que en la práctica, los profesionales abordan y resuelven su trabajo. Después de haber echado en falta durante toda la carrera, ese tipo de material bibliográfico, de profesionales que trabajasen en el medio audiovisual y que contasen en qué consistía el día a día de su trabajo, se conciliaron en mi cabeza dos mundos con los que entonces estaba �y sigo estando� íntimamente relacionada: el editorial y el cine.
El círculo se cerró cuando dimos con la obviedad (no tan obvia) de que esos profesionales, los que realmente están trabajando en el medio, son los que carecen de tiempo para escribir (o no saben o no les interesa), para hacer explícita y poner en papel esa gran masa de conocimiento que llevan consigo, y que se basa en la experiencia adquirida en años de trabajo.
El objetivo, claro desde el principio, era hacer �que no escribir� un libro dirigido principalmente a estudiantes de cine, con unas características simples, diferenciadoras. Nos propusimos que el libro fuese, ante todo, fácil de leer para lo que debía utilizarse un lenguaje fresco, natural.
Estos conforman los pilares del proyecto.

¿Por qué en España?

Las primeras entrevistas que en principio iban a ser parte del proyecto fueron hechas en Argentina, pero era muy difícil conseguir que la gente nos concediese entrevistas. Con la primera estuvimos dos meses enviando faxes y llamando al director para que nos atendiera. En España la gente fue mucho más abierta y a veces nos recibían el mismo día en que los llamábamos para pedirles las entrevistas.

¿De quién tienen apoyo?

Depende del tipo de apoyo al que te refieras. A nivel económico hubo unas pequeñas (muy pequeñas) ayudas por parte de la Universidad de Buenos Aires, donde estudiamos varias personas que somos parte del proyecto. Por medio de la Universidad nos dio otro pequeño aporte a cambio de libros el Centro Cultural Ricardo Rojas y el Ministerio de Cultura de España pagó y el salario de un periodista para que viajase a Buenos Aires a editar parte de los textos. Pero ninguno de estos apoyos han significado ni un 10% del coste total del proyecto, que lo hemos financiado de nuestros bolsillos, trabajando en otras cosas y en nuestro tiempo libre.

¿Cómo se mueve la industria editorial con respecto a esta bibliografía tan específica?

La verdad es que no estoy metida en el mundo editorial a ese nivel. Me entero más o menos qué se publica cada mes, pero nada más. En nuestro caso, nos costó muchísimo dar con una editorial que le interesara publicar unos libros de entrevistas, tanto en Argentina como en España. En Argentina las editoriales nos pedían, además, que pagásemos la edición. Es decir, además de haber hecho todo el trabajo de investigación teníamos que pagar la edición: una locura. Entonces, al terminar de pulir el material en Buenos Aires, decidimos volver a España para publicar los libros acá.

¿Qué y cuánto se edita sobre cine en España?

Según los datos del anuario Fotogramas 2003, en 2002 se han publicado alrededor de 110 libros de cine de todo tipo: Guías y enciclopedias, libros de teoría cinematográfica, de Historia, de películas, Conversaciones y entrevistas, etc.

¿Cómo es la metodología de trabajo?

Fuimos estableciendo una metodología a medida que íbamos avanzando en el proyecto. Estratégicamente comenzamos entrevistando a los técnicos, que es gente bastante más accesible que los directores o actores. A partir de ahí, ellos nos facilitaron los teléfonos celulares o particulares del resto del equipo. Una vez establecido el contacto, quedábamos para la primera entrevista que duraba más o menos un par de horas. Después desgrabábamos el material y hacíamos una primera edición para enviársela al entrevistado. Le pedíamos que la revisaran y volvíamos a juntarnos para corregirla y ampliarla juntos. Así, la cantidad de veces que considerábamos oportunas. Con quien más no reuníamos, por supuesto, era con los directores.
A medida que reuníamos el material, tanto gráfico como escrito, lo catalogábamos, y en el caso de los textos lo íbamos editando. Creo que llegamos a editar el material unas 7 u 8 veces, más las revisiones posteriores que se hicieron en la editorial.
Cuando el material llegó a manos del editor, éste nos pidió que dividamos el libro en varios tomos porque era imposible publicarlo todo junto. Así que pasó de ser un libro a ser una colección de 5 libros.

¿Cuál fue el criterio de selección de las películas?

Estas cinco películas son ejemplo, punto de conexión y anclaje, de algunos de los nuevos directores españoles más representativos de los últimos años. Además, como requisito establecimos que fuesen directores noveles, es decir, que no tuviesen más de 3 películas filmadas, que es lo que el Ministerio considera como realizador novel a la hora de dar las ayudas. Los profesionales entrevistados son los integrantes del equipo técnico y artístico de estas cinco películas: Tesis, de Alejandro Amenábar; La madre muerta, de Juanma Bajo Ulloa; �xtasis, de Mariano Barroso; Hola, estás sola?, de Iciar Bollaín; y El día de la bestia, de Álex de la Iglesia.

Las cinco películas seleccionadas tienen características comunes:

� Calidad en el contenido, la narrativa cinematográfica y en el acabado, contando con presupuestos medios o bajos.
� Consiguieron éxitos de taquilla, público y crítica.
� Los directores eran jóvenes realizadores.
� Eran las primeras películas realizadas por sus directores.

De las películas que seleccionamos, el por qué las consideramos relevantes, te cuento de cada una:

Tesis: Se realizó con una producción en cooperativa, en la que ocho integrantes del equipo (Productor, Productor ejecutivo, Director, Director de arte, Director de fotografía, Cámara, Sonidistas y Montadora) aportaron parte de su sueldo a la producción. Se creó Las producciones del escorpión para realizarla. Su guionista y director tenía 23 años al rodarla. Es también co-autor de la música. La película recibió siete premios Goya.

La madre muerta:
Productora familiar, el director hipotecó su casa para financiar la producción. Su director es autodidacta y ha realizado cortometrajes desde los 13 años. Ganó en San Sebastián con su primera película a los 24 años. Se construyeron casi todos los decorados en un estudio.

Extasis: Su director defiende la formación académica, es docente, director de actores, proviene del teatro y tiene experiencia en televisión. La película dedicó mucho tiempo a la preproducción y a los ensayos. El teatro forma parte de la trama, del arte, el vestuario y el trabajo con los actores.

Hola, estás sola?: Su directora es actriz y planteó la puesta en escena en función del trabajo de los actores. Es una coproducción entre La Iguana, productora de cortometrajes de la que la directora forma parte, y Fernando Colomo P.C., que ha producido innovadoras óperas primas. Se rodó en 16mm, persiguiendo una estética documental desde la fotografía, el arte y la planificación. Se trabajó con figuración real y en montaje se reestructuró toda la historia.

El día de la bestia: Es una de las primeras películas españolas que empleó efectos digitales y sonido Dolby Stereo. Fue producida por una de las productoras más importantes de España (Iberoamericana). Su director logró contar con un presupuesto medio-alto para realizarla. Una de las primeras películas que llevó a las salas a un público más joven de lo que el cine español estaba acostumbrado a mediados de los �90.

El proyecto nació con página de internet, que luego se fue convirtiendo en una revista digital de cine hispano e independiente. Se llama se llama CHC y te la recomendamos

Publicada el 23-5-2003