Cuentos de Jorge Luis Borges

0
9

Jorge Luis Borges era producto de otra época, de un tiempo en el que las personas leían los libros por puro placer y por las ideas y la conversación que estimulaban. Estas palabras de Norman Thomas di Giovanni, traductor inglés y amigo de Borges tomadas de su libro ?La lección del maestro?, de Editorial Sudamericana enmarcan el anuncio de un nuevo taller de lectura coordinado por Elena BissoHasta junio un curso de Elena Bisso

Es cierto que iniciar una lectura de la obra de Borges puede provocar miedo, cierta incertidumbre y una experiencia de ?sé y sabré que seguiré sabiendo nada?.

Bienvenidos, lectores, a tan aliviador descubrimiento.

Pero es importante, también, no sólo atenerse a la erudición, de la que él mismo tanto se ha reído, sino también a su prédica de leer por placer.
Bienvenidos, lectores, a tan magnífica experiencia.

Con este objetivo, una vez más, iniciamos un taller de lectura que se llama ?Los cuentos de Jorges Luis Borges?.

Será como en los anteriores casos (9 cuentos para lectores contemporáneos, 8 cuentos para lectores advertidos y Los cuentos de Julio Cortázar) un cuento por vez.
Uno por uno, será la lectura en esta propuesta que iniciará el sábado 17.04.2004 a las 17 hs en Almagro.

El programa del primer tramo, que elegimos y coordinaremos con Liliana Calvo, es el siguiente:

17.04.2004 El Aleph
24.04.2004 La muerte y la brújula
01.05.2004 El Sur
08.05.2004 La escritura de Dios. Nos visitará el filósofo Esteban Ierardo
15.05.2004 El milagro secreto
22.05.2004 Biografía de Tadeo Isidoro Cruz
29.05.2004 Tema del traidor y del héroe
05.06.2004 El libro de arena
12.06.2004 La casa de Asterión

Para enmarcar este anuncio elegí estos dos párrafos de ?La lección del maestro?, de Editorial Sudamericana, de Norman Thomas di Giovanni, su traductor inglés y amigo:

?Jorge Luis Borges era producto de otra época, de un tiempo en el que las personas leían los libros por puro placer y por las ideas y la conversación que estimulaban. Ha contado cómo cuando era joven círculos de amigos, incluidos su padre y los amigos de su padre, se reunían en sesiones que duraban hasta el amanecer a discutir literatura y filosofía cierta noche de la semana en un bar determinado. Esos hombres de letras bonaerenses eran amateurs en el verdadero sentido de la palabra. Como escritor, sobre todo como crítico, Borges conservó algo de amateur hasta sus últimos días. Creo que se refería a eso cuando afirmaba, para sorpresa de muchos, que primero era lector, después poeta y por último cuentista. Siempre me hizo gracia que a un hombre que nunca obtuvo un grado universitario ni nunca fue estudiante universitario se lo haya terminado estudiando de manera tan asidua en los círculos académicos.?

?Los exégetas se han tomado mucho más en serio a Borges de lo que él se tomaba a sí mismo. La risa tenía un espacio muy importante en su mundo, y para él la literatura era alegría. Cada vez que se señala eso, sus comentaristas inevitablemente se ponen solemnes y echan mano de lo irrefutable.”

Notas relacionadas:

Borges en el taller
Borges y la política
Borges y Buenos Aires

Publicado en Leedor el 2-4-2004