Realmente amor

0
10

Una comedia entrañable, con Hugh Grant y Emma Thompson, del director de Cuatro bodas y un funeral y Un lugar llamado Notting Hill, dos de las mejores comedias románticas de la década del ´90. Realmente digna

Por Alejandra Portela

Conseguí el DVD de Realmente amor en la Tienda de Leedor

Aunque Realmente amor, enlaza distintas historias que tienen como fondo la Navidad, no es una película sobre la Navidad. Primer acierto del director y guionista de Cuatro bodas y un funeral y Un lugar llamado Notting Hill, dos de las mejores comedias románticas de la década del ´90. En ambas, Hugh Grant, y en esta lo confirma, es el actor romántico más eficaz que dio últimamente el cine.

Porque antes que la Navidad el tema de Realmente amor son los abrazos, los gestos, los sacrificios, los secretos, los deseos, las imposibilidades, los sueños, las faltas, todas instancias que tienen que ver con el amor. Cuando a un chiquito se le muere la mamá, el padre precupado (un Liam Nelson impecable) lo interroga, y en realidad Sam está loco de amor por una nena que no le da mucho calce. Juntos, van a tratar de conquistarla. La muerte se convierte en vida en la vida de ese padre. Un joven ocurrente, enamorado de la flamante esposa de su mejor amigo. Una pareja se conoce en el set de filmación de escenas extras porno. Un escritor se enamora de su sirvienta portuguesa y no se entienden, hasta que sí. El viejo rockero que aggiorna un viejo tema y se convierte en el numero 1 del ranking, reconoce que es mejor reconocer a su representante como su verdadero amigo.

Lo mejor: Hugh Grant haciendo de primer ministro inglés enamorado de su asistente, un personaje en el que Richard Curtis se toma la libertad de opinar sobre la relación EEUU-Gran Bretaña, en la última guerra contra Irak, en una escena un poco fantasiosa pero no por eso increíble. Su hermana (Emma Thompson ) se da cuenta de la infidelidad del esposo, que no llega a mayores.
Una comedia entrañable donde todas las historias tienen interés, con personajes diseñados desde la simpleza y la libertad. Divertida, emotiva, con la belleza de los lugares comunes Realmente amor es verdaderamente digna de ver una y otra vez.

Nota publicada en Leedor el 11-12-2003