Ada Falcón en un documental

0
5

En el marco del Festival de Buenos Aires 2003, Armando D´Angelo le hizo este reportaje a Sergio Wolf, crítico, historiador y uno de los directores del documental Yo no sé qué me han hecho tus ojos, una joyita del cine argentino.Yo no sé qué me han hecho tus ojos.
Reportaje a Sergio Wolf *

Por Armando D´Angelo

Comprá el DVD de Yo no sé qué me han hecho tus ojos en Leedor.com

AD: En la V edición del Festival de Cine Independiente de Buenos Aires tomé la decisión a más de ver la muestra de la competencia oficial cubrir exhaustivamente la sección “Lo nuevo de lo nuevo del Cine Argentino” y en ella estaba el film que realizaste con Lorena.

SW: Bueno, fue toda una apuesta lo tuyo. Estar dispuesto a ver cine argentino a veces significa un auténtico sacerdocio, uno a veces se inmola viéndolo. Yo he escrito mucho sobre nuestro cine y lo he padecido mucho pero ocurrió que llegó la necesidad de hacer algo por lo que yo creo.
De todas maneras este año la sección me resultó muy diversa y muy interesante; me gustó mucho la película de Willi Benisch.

AD: Sí, te referís a “Cantata de las cosas solas”; hablé con él y me dijo: ” . . . Tomé una decisión, quise hacer una película que no contenga historias . . . y estoy en contra de la idea del progreso y sólo me interesa contemplar la naturaleza . . .”. Es como un monje que ya vio todo y tomó la decisión de retirarse.

SW: Sí totalmente. Pero en el caso de la película que hice junto a Lorena Muñoz es un poco al revés, es un film con mucha trama; con historia, con personajes, con enigmas, con conflictos. Es como un relato en algún sentido clásico pero contando de una forma poco tradicional. Me tira mucho la ficción, me gusta su forma y en ese sentido me siento imposibilitado y ajeno de hacer documentales sobre cosas y temas.
Yo necesito tramas y personajes; necesito que exista algo, necesito una historia que me atraiga.

AD: Y es bueno que sepan los espectadores que se situarán frente a algo más que un documental.
En el proyecto que compartís con Lorena encontré dos cosas: Por un lado expresan un rigor y persistencia de investigación más propio de sociólogos o arqueólogos pero además incorporan en el film suaves guiños de humor que nos retrotraen al género del policial negro.
Te sitúas en el film como un detective.
Y eso es muy bueno para el espectador. Pues conocer desde allí la vida y los misterios de Ada Falcón resulta muy entretenido.
Creo que encontraron un punto de equilibrio muy interesante como para que un documental no sea una cosa aburrida, con cámara fija y la palabra de los entrevistados.
Las formas que eligieron para documentar los acerca más a lo que es una película de ficción.
Si bien hay mucho material de archivo fílmico se las ingeniaron muy bien para hacer una especie de “trade de union” con lo que filmaron en blanco y negro en nuestros días para acentuar la verosimilitud del relato.

SW: Si, la relación con el viejo cine argentino en mi caso es muy intensa.
He escrito hace diez años atrás un libro que se llama: “El cine argentino. La otra historia”. Y en realidad me invento los proyectos para obligarme a ver cierto cine argentino de la época de oro que si no, no lo hubiera visto probablemente. Y a partir de allí se abrió un vínculo con la cultura argentina y una relación fuerte con ese cine de oro; una relación de amor-odio, una relación de evaluación.
Y de alguna manera lo que realizamos con Lorena fue un poco como la recuperación de ese cine, algo así como usar las películas de ficción como si fueran documentos y agregándole un plus.
Y por otro lado está el gusto por las historias, como la cosa que vos marcas del policial que es felizmente visible, la gente lo ve en la película.
Y creo que los cinco años que nos llevó hacer la película se demuestran,; no es una película perezosa. Hay todo un trabajo muy grande y creo que quedó en ella.
Y creo que el espectador lo ve y lo disfruta de alguna manera-
Y la relación con el policial negro es casi natural. La Argentina y sus circunstancias te ayudan a ello.

AD: Volviendo a Ada, te pregunto: ¿Alguna vez pasó por tu cabeza que su actitud de retiro estuviera emparentada con el miedo hacia algún personaje poderoso del mundo artístico?

SW: ¡No!. Creo que las dos hipótesis en cuanto a su retiro ya sea por un desengaño amoroso o por un convencimiento o revelación mística mantienen un grado de paralelismo.
Pero nosotros nunca quisimos averiguar la verdad por más que cada uno puede construir las cosas como quiere.

* Realizada en el tiempo efervescente del mismísimo V Festival de Cine Independiente de Buenos Aires (abril del 2003)

Leé la crítica de Yo no sé qué me han hecho tus ojos en Leedor

Publicada el 9-12-2003