Abrazos de generaciones

0
8

En este reportaje de Armando D´Angelo para Leedor conocemos al director del docuemtnal tanguero Abrazos, Tango en Buenos Aires , un destacado del año 2003.Abrazos… Dos generaciones en un mismo sentimiento

Por Armando D´Angelo

El documental de Daniel Rivas empieza fuerte; es una maza de sonido e imágenes que conmueven tanto a los tangueros como a las nuevas generaciones, acostumbradas a buscar emociones poco comunes en los acordes del rock.
En Abrazos – Tango en Buenos Aires queda registrado más de un acontecimiento: por un lado se constituye como una extraordinaria postal internacional de los alcances artísticos y emotivos del Festival de Tango de Buenos Aires, y por el otro nos confirma que, al menos frente a esta expresión artística, no está presente la envidia y los palos en la rueda, tan comunes que se presentan ante una generación que se supone, tarde o temprano, heredará la responsabilidad de actualizar este género musical.
El mejor consejo que les puedo dar para disfrutar de este film es que se dejen llevar por su música y su gestualidad.

Entrevista a Daniel Rivas

AD: Lo primero que quería decirte Daniel es que tu documental llama a ser visto más de una vez. Y lo otro es que creo fundamental dar a conocer a los lectores que representa un espaldarazo enorme para el Festival Internacional de Tango de Buenos Aires; esta película va a pasearse por todo el mundo y en ella está muy bien registrada la cosa emotiva, la cosa que llega al corazón desde el tango y sobre todo la asociación de dos generaciones que se encuentran y se reconocen frente a un mismo sentimiento.

DR: Eso era lo importante: rescatar la parte emotiva y no sólo lo documental del espectáculo. Se viven distintas cosas. Me interesó registrar lo que vivieron tanto los artistas e intérpretes como la gente común que va, se inscribe y baila.
Y llegaron a Buenos Aires parejas de baile desde los rincones más alejados del planeta y eso también es sorprendente..

AD: Sí, los datos que me llegaron desde la oficina de prensa me hablan que los participantes que soñaban en convertirse en Campeones Mundiales de Baile de Tango provenían de más de 100 ciudades de la Argentina y del mundo. En sus dos categorías: Baile de Salón y Baile de Escenario.
Pero, además, queda claro en las imágenes que no sólo te limitaste a registrar las atmósferas de los escenarios teatrales sino también que incursionaste en lo que ocurrió en la calle. Estamos hablando de un Festival al que le quedaron estrechos los límites teatrales y que buscó respirar en la calle.

DR: Sí, hacía mucho que no se veía la calle Corrientesy la gente así. La noche de la Milonga en Corrientes y Paraná.

AD: Y por supuesto queda claro en el resultado final que tu gusto sobre qué poner y qué no se expresó al fin. El trabajo de edición adquiere en tu obra un papel fundamental. ¿Cuántas horas filmaste?
DR: En total filmamos cerca de 80 horas.

AD: ¿Y qué criterio tuviste para decir esto sí va y esto no?

DR: Tuvimos una libertad absoluta, la nuestra fue una cámara suelta y en realidad todo se resolvió muy simplemente, al fin sólo debí tener en cuanta la entrega que percibí de cada uno.
Y así es como hay opiniones de gente absolutamente desconocida que no supimos nunca más quiénes fueron pero que también figuran. Y lo mismo ocurrió con los intérpretes; no sobra ninguno y cada uno está en su momento más importante y trasmitiendo algo importante para la película y el público desde su arte.

AD: Los espectadores deben saber que tu cámara llegó a París y que, como nunca, el espíritu de Piazzola se revivió a tal punto a orillas del Sena. Y le queda maravillosamente bien son sus armonías frente a lo romántico y lo parisino. La verdad es que cuando estos chicos salieron Campeones los seguimos por todos lados.

DR: Nada, un agradecimiento a los productores ejecutivos sin los que no se hubiera podido terminar esto y después al esfuerzo de todo el personal técnico. Lo que me importa es que a la gente le llegue el mensaje.

AD: No tengo dudas que el mensaje va a llegar y va a emocionar a viejos y jóvenes . El tango posee una energía muy poderosa y tu film arranca muy fuerte; es una maza de música la que irrumpe y pienso que hasta un rockero puede llegar a disfrutarla.

DR: A mí me sorprendió la presencia de la juventud en este proyecto y el espacio que le da la gente que ya está hecha, que tiene un nombre en el tango y cómo reconocen a los jóvenes y no sé si en otro ámbito artístico se da esto tan abiertamente.

AD: Creo que los viejos tangueros son muy generosos, no tienen esa cosa de envidia que existe en otros ámbitos artísticos.
Y podríamos suponer que se debe a que comparten un amor común y que los viejos tomaron conciencia y valoran a quienes lo van a mantener vigente.

DR: Esa es la gran pregunta y la responsabilidad que le cabe a los jóvenes.

AD: Bueno Daniel, pienso que al fin contribuiste a reflejar y mantener viva una parte de la memoria de nuestra sociedad.

DR: Muchas gracias.

Leé la crítica de Abrazos, tango en Buenos Aires, por Raúl Manrupe en Leedor.com

Publicado en Leedor el 25-11-2003