Pepi Gonçalvez

0
4

Armando D´Angelo entrevistó a Pepi Gonçalvez, productora del film uruguayo Aparte.Entrevista a Pepi Gonçalvez productora del film uruguayo Aparte

Por Armando D´Angelo

A flor de piel; de una piel desgarrada. La existencia miserable por la que deben transcurrir sus días los que quedaron excluidos del sistema, queda más que expuesta. Podría estar ubicada en la geografía de cualquier país del tercer mundo o incluso en los suburbios marginales de alguna potencia mundial.
La exclusión y la indiferencia frente a ella de los que la pasan mejor no reconoce fronteras.
Y la novedad es que los protagonistas son los hijos de los que quedaron desplazados en la década del 90´.
No puedo imaginar y no sé si podría soportar la visión de lo que el destino y nuestra sociedad le tiene reservado a los hijos de los hijos.
Me conmuevo ante esta perspectiva que por cierto queda latente en el film y ante ellos siento vergüenza por mis reclamos personales frente a la vida; ante su realidad miserable se transforman mis ruegos en deseos insignificantes.

“TODO VA MEJOR CON COCA-COLA”

AD: ¿Cómo hizo Mario para adquirir semejante grado de confianza con la gente que documenta?. Pues lo tomaron como un par, se desnudaron ante él . . .

PG: Tiempo, paciencia, arte, simpatía, aguante, resistencia . . . Fijate que él hace el contacto con Neno, que es el primer personaje de la película que quedó, el filma muchos personajes que no salieron en la película. Y cuando llega Neno, Mario tiene la oportunidad de pasar la Noche Buena del 99 al 2000 en la casa de Neno en el Cantegril, con toda la familia. Y para ellos fue un gesto muy importante que el cineasta viniera a la Noche Buena con ellos.
Y a partir de ahí ellos lo invitan a ir a la visita del hermano a la cárcel.
Y nada, esa es la base de la relación, todo se va concatenando, todo se va enganchando.
Hay personajes que resultan más difíciles de aceptar, hay personajes que nunca quisieron salir en cámara.
Paciencia, estar.
Ã?l hizo muchas cosas que no se ven en la película; que se yo, los sacó de situaciones embarazosas, los acompañó a juzgados, los acompañó a lugares donde no filmó cuando tuvieron problemas de violencia doméstica entre ellos o cosas así. Es una relación compleja, humana…

AD: ¿ La relación no se cortó?

PG: ¡No!

AD: Entonces se siguen viendo.

PG: Planteas una relación y bueno después van y se bañan en tu casa; es parte del negocio . . . No se podría haber filmado sin eso; es un acuerdo . . . Es difícil pensarlo pero lo que pasa es que no fue que caímos un día, nos conocimos y ahora sacate la ropa . . . No se dio así, se dio lento, despacito.

AD: Esta parte de la sociedad uruguaya que muestran; “la marginalidad urbana”, que por un lado es terrible pues el jardín que tienen para disfrutar es un basural, no tienen la propiedad de la tierra ni una vivienda digna, sus mujeres se ven expuestas a la prostitución, los jóvenes viven todo el tiempo volados aspirando el tolueno de pegamentos o alguna mezcla de alcohol, marihuana o coca . . . Parece que no tienen un futuro, se encuentran perdidos en una circularidad infernal. Desde la gente que goza de una mejor posición económica y de calidad de vida, luego de ver la película : ¿Les hicieron llegar alguna pregunta? ¿Sienten algún remordimiento? ¿Tienen ganas de hacer algo por ellos? ¿A tus gobernantes se les ocurren planes de promoción humana?

PG: Los gobernantes conocen. La institución de menores que aparece involucrada en la película; INAME, donde los chicos van presos recibe 90 millones de dólares por año para poder contener la catástrofe social. El 50 por ciento de nuestros niños están por debajo de la línea de pobreza; el 50% de los niños uruguayos, el 50% del futuro del Uruguay vive sin agua y sin luz, vive sin saneamiento y vive en esas condiciones que vos ves en la película. El 50% son los jóvenes y sus hijitos .que son muchos . . .
Entonces el gobierno y el B.I.R. que aporta mucha plata por año para contener esta catástrofe social no sólo al Uruguay sino también a la Argentina y al Brasil y a otros muchos lugares, saben todo; todo el mundo lo sabe . . . Lo interesante de esta película es que hace que esta gente que lo sabe y lo niega, de pronto vea también otras facetas más humanas; los vea hablar, los vea sentir, los vea llorar, los vea vivir.
Y la gente mayor, la gente adulta mayor de treinta años generalmente salen angustiadísimos después de ver esta película. Y culposos, claro y por eso ha habido tantas reacciones.
La gente más joven, la que está más cercana a las edades es como que tiene una percepción más interesante para mí.pero la gente mayor sale con una culpa espantosa. Yo los veo todos los días y los he visto comiendo de la basura pero verlos desde la pantalla es otra cosa; te dicen . . .
Y en esta ciudad; Colonia, que es una belleza y una joya histórica; en este departamento lechero de los más fructíferos y de los más trabajadores de todos hay 25.000 habitantes de los cuales 8300 viven en asentamientos; viven en cantegriles, en villas para
ustedes… ¡Es muy fuerte, es muy fuerte!
Y ojo no es Montevideo; hay una sola capital que no tiene asentamientos, ¡una!: “Trinidad”, en el departamento de Flores; en el departamento más pequeño de Uruguay. Con campos, con plata y sobre todo con una filosofía evidente de excelencia. . . Han evitado eso.
Porque cuando una persona del centro, vive en una casa alquilada y no puede pagar el alquiler y de esa pensión es despedida y no tiene alternativa pues los precios por vivir aún en una zona medio fea del centro representan precios prohibitivos y se va al Cantegril y allí al fin se encuentra con toda esta estructura. Y esa estructura no se arregla con decirles: ¡ahora sí te damos la casa!. ¡No!
Estos no son los que vinieron del campo a la ciudad, estos no son los del Cantegril que venían cuando Mario en el 58´ hizo una película con Miller.

AD: O cuando desde la Argentina comenzaron a formarse villas en la época de la primera presidencia peronista cuando la demanda de mano de obra industrial encontró a los trabajadores que venían de las provincias sin vivienda ni infraestructura para una vida decente en los centros urbanos.
No corresponde a un florecimiento industrial sino más bien a lo contrario.
PG: Claro; más bien corresponde al correr, al excluir y al sacar a la gente y a la especulación inmobiliaria, este es uno de los primeros pasos. . .

AD: ¿Existe algún negro que viva bien en Uruguay?
PG: ¡ Muy pocos! . . . Mirá, te puedo decir algo sobre ellos; son el 6% de la población. El 95% de las mujeres negras trabajan en el servicio doméstico; está clarísimo, con eso te digo todo.

AD: ¿El color de piel los marca para siempre?

PG: ¡Sí, para siempre! . . . ¡Sí! . . . Y además han generado y han dejado un legado cultural y artístico que es infernal : “El Candombe”. Y además te cuento algo que ha pasado con los negros y que nos presenta como una sociedad requetre discriminadora “de la gran flauta” en Uruguay.
Los dos conventillos magníficos que había y uno de ellos el famoso “Medio Mundo” que vas a ver en una película en el Festival de Carlos Páez Vilaró que tenía su atellier adentro . . . él es parte de una historia muy interesante más allá de toda la frivolidad que se le reconoce desde Punta del Este; además tiene una parte grossa, importante y comprometida con el tema de “El Medio Mundo”.
Este conventillo era patrimonio histórico y no se podía tocar pero en la época de la dictadura se desafectó: ¡Los despojaron!, ¡ Los sacaron a los negros de allí !, ¡Los sacaron de la zona sur!.
Los corrieron desde la costa hasta el “Corralón Municipal” y se diseminaron por todos los barrios pobres de Montevideo.
Y pasó un tiempo y pasó un tiempo de los setenta y en los noventa esa gente fue prosperando y enderezándose en la vida, teniendo hijos y multiplicando la negritud en los barrios. Pues los corrieron de su zona.

Y LA TORTILLA SE DIO VUELTA:

PG: Lo que era el fenómeno del “Candombe” que funcionaba ahí adentro de los conventillos como “cultura negra” representaba en realidad al “candombe uruguayo” que en realidad corresponde a una cosa de este siglo; ese sonido puede tener una raíz africana pero en realidad no tiene ningún instrumento original. Todo eso es nuevo, es una cosa urbana y generada acá; ahora.
Muy moderna;. cien años te diría . . . no sé cuántos, pero por ahí.
Y lo interesante de ello, es que ahora hay 35 barrios de Montevideo con “Llamadas” espontáneas y barriales una vez por semana. Donde por supuesto son los negros los que lideran y luego siguen los blancos que aprendieron a tocar tambores. ¡A su pesar todo es mucho más fuerte!.

AD: Lo que aún no dijimos es que en medio de toda esta oscuridad esta gente tiene toda la música en su sangre.

PG: Ustedes también tienen la Cumbia Villera.. Más claro imposible.

AD: Por supuesto, “Se te ve la tanga” fue un tema elegido por Trapero en la banda de sonido de su film “El Bonaerense“.

PG: Sí, pero en nuestro film no está puesto; lo estaban escuchando y bailando los protagonistas
y no porque fueran negros, el cariño ese tiene que ver con la búsqueda del placer.
Ellos buscan el placer y todo el tiempo toman Coca- Cola pues es lo que más alegría les da y a lo que más adicto son. Y vos les das la oportunidad de que se compren un sandwiche y ellos terminan comprándose una gaseosa.

AD: ¿Podría pensar que quieren vivir bien e intensamente?

PG: Yo no sé si quieren vivir bien o saben lo que para nosotros es vivir bien. Pero la “Coca-Cola” les genera un bienestar inmediato y les recupera el azúcar. Y eso para ellos es un buen momento.
La “Coca- Cola” es eso; la alegría y el momento. Ellos tienen ese tema de lo instantáneo muy arraigado.

Publicado en leedor el 18-11-2003