Cine argentino en Cd Roms

0
7

El cine argentino encontró un aliado indiscutible en el CD Rom: mostrarse tal cuál es, con voz e imágenes con el plus de navegar por los artículos, las fichas técnicas, los datos biográficos, las caras, lo textual y lo visible. Los dos únicos CD Roms que se dedican al tema del cine argentino son bien diferentes y se complementan.¿Por qué el cine argentino en CD ROM?

por Alejandra Portela

Comprá El Cine Argentino (Version 1997)en Leedor.com

Cuando hace 15 años el uso de Internet no estaba generalizado y el término CD Rom era una expresión que nadie sabía muy bien qué quería decir, para acceder a cualquier información sobre cine (fechas, filmografías, títulos originales, etc) se recurría o a la memoria de algún cinéfilo cercano o a cualquier fuente gráfica, libros, revistas, periódicos. En la Cinemateca Argentina se trabajaba, como última tecnología, con microfilms y bases de datos que catalogaban estrenos, archivos bibliográficos y hemerográficos, mucho tratándose de un archivo del tercer mundo.

Acortemos los tiempos, Internet ingresando a nuestro mundo y siéndonos un poco más familiar el funcionamiento de los CD Roms, lo que empezó a faltar fue una recopilación leal de toda la información referida, en nuestro caso, al cine argentino. Ya se conocía la enciclopedia Multimedia Cinemanía (desde 1992), con la filmografía estadounidense, un trabajo que parecía inalcanzable para ser trasladado al cine nativo: por costos y esfuerzo.

Para los primeros CD Roms referidos al cine argentino se trató entonces de una doble tarea, la de indagar, cotejar, administrar y juntar la información, por un lado y la de tecnologizarla por otro.

Pero ¿por qué el CD Rom?. ¿Por qué elegir ese formato?

En el caso del pionero CD de la Cinemateca Argentina: El cine argentino 1995, presentado en diciembre de ese año en el Auditorio del Centro Cultural Borges y permitiendo que los invitados vean en pantalla gigante el funcionamiento de “la curiosidad”, la confección de esta empresa fue un compromiso natural de esta institución, uno de los archivos más importantes que guardan material cinematográfico en el país. Esa misión implicó un año de trabajo para más de 30 personas.

El resultado fue, hoy con la segunda versión ya editada, una enciclopedia general de toda la producción nacional sonora (con 1.934 películas hasta 1997) y sus protagonistas, directores, productores, actores, guionistas, técnicos. Todos éstos con sus referencias biográficas (1.067 en total). 34 fragmentos de films que totalizan 27 minutos de experiencia fílmica en el monitor de la PC y 2.932 fotografías. La segunda versión amplió y salvó errores de la primera e implicó además un compromiso de continuidad.

Los links hipertextuales son infinitos y la lectura se va enriqueciendo a medida que uno recorre el CD, por ejemplo si se empieza por la ficha de La Historia oficial se puede pasar a la vida de Aída Bortnik y de ahí a la ficha de la película Pobre Mariposa, y de ahí a la biografía de su director Raúl de la Torre y de ahí a la de Manuel Puig en cuya novela se basó Pubis Angelical, y de ahí a conocer sobre la fascinante Fanny Navarro ya que Puig estuvo a punto de publicar una biografía de la actriz de El grito sagrado.

Organizadas por géneros desde el menú de películas, podemos saber que hay catalogadas 10 películas de animación, 7 de terror, 44 documentales ya sea de tango, rock, política argentina o fútbol, o 12 sátiras, por ejemplo La clínica del Dr.Cureta, La guita o Los crápulas. En fin, otros géneros para contabilizar son: testimonial, histórico, policial, erótico, fantástico, dramático y melodramático, aventura, epico, comedia, musical, aventura, biográfico. Muchas pertenencias pueden discutirse pero es una forma atendible de ordenamiento.
Las fotos y los videoclips están presentados en un album que puede ser consultado en forma independiente: segundos de Dios se lo pague o de Tango produce el acercamiento necesario a la textura de la película, al sonido a las actuaciones, al encuadre, etc.

Tres años después de la primera versión, aparece el CD Rom de la Muestra itinerante del Cine Argentino, realizado por la Universidad de Lomas de Zamora y el Archivo de Roberto Di Chiara, con un fin muy concreto: acompañar con un catálogo-objeto la muestra de Afiches de películas argentinas, más atractivo que un catálogo impreso. El CD se terminó convirtiendo en un anexo ampliado de la muestra que debutó en el Festival de Mar del Plata 1998 y por lo tanto en un objeto separado del acontecimiento.

Esta vez con menos películas que en el CD de la Cinemateca, ya que se circunscribe a 250 afiches de films argentinos fundsamentalmente modernos, pero borrando los límites entre el sonoro y el mudo, y con una estética más divertida: mucha caricatura, dibujos de salas cinematograficas, scanneados de programas de cine viejos, y sobre todo la presencia de fondos músicales a medida que uno va avanzando en en el paseo virtual, este CD es un juego informativo con una catalogación más acotada en cuanto a los géneros pero con una explicación textual de cada uno de ellos.

Los afiches a todo color, con posibilidad de ampliarlos o imprimirlos, fotos, colas de algunas de las películas del cine argentino, Juan Moreira, Un guapo del 900, Juvenilia, Los chantas, Eclipse de sol (con Libertad Lamarque rubia!) o el backstage de Gatica, el mono. Curiosidades riquísimas como una entrevista televisiva a Leonardo Favio hablando del estreno de Juan Moreira, o a Lucas Demare de Humo de marihuana, reportajes a Armando Bo, a Hugo del Carril, y algunas joyitas inhallables, como el fragmento de la película muda de 1917 El pañuelo de Clarita o la increíble producción rosarina de 1932 El hombre bestia, una primeriza incursión en la ciencia ficciónque hay que ver para creer.

A la información sobre los afiches con sus respectivas fichas técnicas y trascripción de críticas de la época, el CD le agrega material inédito hasta ahora guardado en los archivos.

Con poca difusión y casi ninguna distribución, el Cd de la Universidad de Lomas se agotó pronto y no volvió a reeditarse. Cosas que tiene el mercado de lectura cinéfila en Argentina.

El cine argentino encontró un aliado indiscutible en el CD Rom: mostrarse tal cuál es, con voz e imágenes con el plus de navegar por los artículos, las fichas técnicas, los datos biográficos, las caras, lo textual y lo visible. Los dos únicos CD Roms que se dedican al tema del cine argentino son bien diferentes y se complementan, lo que uno tiene de totalizador el otro lo gana en una libertad mayor al no pertenecer a una institución especializada.
Ambos, además, aportan datos renovados y actualizados llenando por fin el vacío de información que durante tanto tiempo caracterizó a la historia escrita del cine nacional.

En ambos casos, el usuario hará un recorrido personal eligiendo caminos o atajos a través de los contenidos y las experiencias audiovisuales.

Compartir
Artículo anteriorAbre tus alas
Artículo siguienteBonanza II