Cine Digital

0
8

En el marco de la ?Primera muestra de cine rioplatense? que entre el 2 y el 5 de octubre de 2003 se llevó a cabo en Colonia Uruguay, el argentino Rodolfo Hermida dictó una conferencia sobre Cine Digital que intentó desmitificar algunos de los conceptos referidos a las nuevas tecnologías. CINE DIGITAL,
Conferencia de Rodolfo Hermida en Uruguay

Informa: Armando D´Angelo

” … Si no tenés un buen guión de nada te sirve que dispongas o te preocupes por poseer lo mejor en cámaras digitales …”

Creo que este es el mejor consejo de un tipo que sabe mucho sobre el tema y que desde su honestidad, experiencia y buena persona que es, busca evitarles falsos deslumbramientos y gastos innecesarios o esfuerzos mal encaminados a los jóvenes cineastas y sobre todo para aquellos huérfanos de cualquier asesoramiento institucional. Y me refiero con ello a los autodidactas que no están muy bien informados sobre la cosa técnica.
Es evidente que las nuevas tecnologías abren un tiempo de dudas en cuanto a las inversiones a realizar en el equipamiento de quiénes sueñan independizarse de cualquier presión para culminar su film pero queda además mucho más que hablar también sobre una actitud a mantener frente a las posibilidades que lo digital nos ofrece para experimentar en cuanto a la construcción del lenguaje cinematográfico.
Creo que a Hermida le preocupa sobre manera esto, aprovechar sobre todo las oportunidades de post producción de las nuevas tecnologías para construir desde allí propuestas innovadoras en la construcción del discurso cinematográfico pero además la necesidad de reflexionar teóricamente sobre ellas.
El clima general de su conferencia transitó por la desmitificación de un concepto ya instalado como moda y de que tan mal nos sentimos al quedar desactualizados o no poder acceder a él.

Pero tengan en cuenta algo y cito sus palabras esperanzadoras: “Las cámaras no tienen cerebro, son una prótesis, lo que importa es nuestra mirada, nuestra cabeza, nuestro scanner psico ? biológico?.

También resultó interesante e inquietante las opciones a las que se enfrentan los responsables de las políticas públicas en cuanto a su responsabilidad de la preservación del patrimonio fílmico.
¿Jugarse por archivos digitales aún no comprobados en cuanto a su perdurabilidad, tentadores en cuanto a su bajo costo de registro o seguir adelante con políticas que apunten a lo ya comprobado empíricamente “las copias en fílmico”?.

Nos toca vivir el tiempo de una bisagra histórica en la que lo revolucionario está presente.
En el que el concepto de imagen queda reducido a una partícula minúscula, casi atómica: “El pixel”.
Y frente a él un tiempo de reflexión que quedó pendiente.
Y al fin Hermida deja picando una pregunta: ¿Qué aportes insospechados puede hacer lo digital al lenguaje cinematográfico en cuanto al impacto de las imágenes propuestas desde esta nueva tecnología a la sensibilidad de los espectadores?.

Tengan en cuenta que no se trata sólo de la posibilidad de disminución de costos y que la tarea pendiente nos convoca indefectiblemente a la experimentación y a la reflexión sobre estas nuevas prácticas de filmación.

Nota relacionada: Cine del Plata. Primera muestra de cine rioplatense: 2 al 5 de octubre de 2003 Colonia Uruguay