Andrés Vio

0
10

Andrés Vio es un joven artista chileno, formado en la Facultad de Artes de la Universidad de Finis Terrae de Santiago de Chile. No lo conocemos, pero tampoco nos resulta un extraño; ya lo habíamos “espiado” en sus obras presentadas en ARTE-BA del 2003, ámbito en el cual se anticipan anualmente los trabajos de noveles artistas.
Andrés Vio: el papel del arte

Por Julio Portela

Galería Principium
Esmeralda 1357. Buenos Aires.
Hasta el 2 de agosto de 2003.

En Arte Ba 2003 Andrés Vio compartía espacio con otras obras de los consagrados que, como es natural en toda feria, se ofrecían al público dentro del característico bullicio que acompaña a estos eventos.

Ahora, en el ámbito más sosegado de una galería asistimos a su primera exposición individual fuera de su país. Se trata de un artista singular, ya que sus trabajos son en todo caso construcciones realizadas con trozos de papel de diarios y revistas. No sabemos si los papeles son seleccionados previamente o si son tomados al azar; lo que sí podemos percibir es que, al utilizarlos como único material, el artista fija límites al uso del color como expresión plástica .

Collages o artesanías que realizadas con habilidad se convierten en obras artísticas, con esta afirmación estaríamos negando diferencias entre arte y artesanía.

Es que los trabajos de Vio comportan un minucioso oficio al preparar sus cintas de papel para luego transformarlas en rollos con formas de cigarros o cigarrillos y otras veces en trenzas. Estos modelados, organizados en líneas verticales, horizontales u oblicuas van conformando figuras geométricas simples de gran movimiento otorgado, seguramente, por el contraste entre blancos y negros, matizados por ciertas tonalidades en azul y rojo, todos impresos en el papel de diario.

En otras obras el papel ha sido doblado con la apariencia de “bollos” que encerrados en líneas formadas por el mismo material conforman rayados de diarios con noticias que no podemos descifrar.

Mención especial merecen las grandes figuras recortadas que se apoyan sobre una de las paredes de la sala, que aparentan estar realizadas para formar parte de una escenografía de cuento infantil. La constante es el papel, ese material que influyó en la historia del arte a través del libro, y como vemos admite otros tratamientos artísticos.

Publicado el 25-7-2003

Compartir
Artículo anteriorIsaki Lacuesta
Artículo siguienteCravan vs. Cravan