Breve historia de una escalera

0
10

El interés de los artistas por registrar el movimiento es muy antiguo, pero los artistas del siglo XIX y XX se caracterizaron en particular por desarrollar teorías al respecto, siendo los movimientos descendente y

ascendente casos particulares. En el siglo XIX dos de los pioneros de la fotografía, Eadweard Muybridge y Etienne Marey, produjeron miles de imágenes mediante un sistema de múltiples cámarasBreve historia de una escalera

El interés de los artistas por registrar el movimiento es muy antiguo, pero los artistas del siglo XIX y XX se caracterizaron en particular por desarrollar teorías al respecto, siendo los movimientos descendente y ascendente casos particulares. En el siglo XIX dos de los pioneros de la fotografía, Eadweard Muybridge y Etienne Marey, produjeron miles de imágenes mediante un sistema de múltiples cámaras que luego recompononían en cilindros rotativos o discos que giraban en una frecuencia constante, sistema denominado Praxinoscopio. Muybridge utilizó el tema de la mujer descendiendo una escalera para registrar este tipo de movimiento, luego el artista francés cubofuturista Marcel Duchamp adoptó el mismo esquema de representación en Desnudo bajando una escalera (1912). descendente y ascendente son casos particulares.
En el siglo XIX dos de los pioneros de la fotografía, Eadweard Muybridge y Etienne Marey, produjeron miles de imágenes analizando todo tipo de movimiento mediante un sistema de múltiples cámaras para luego recomponer esos instantes a través de cilindros rotativos o discos que giraban en una frecuencia constante, sistema denominado Praxinoscopio.
Muybridge utilizó el tema de la mujer descendiendo una escalera para registrar este tipo de movimiento, luego el artista francés cubofuturista Marcel Duchamp adoptó el mismo esquema de representación en Desnudo descendiendo una escalera.
Tanto en Duchamp como en el cine, la representación de personajes descendiendo o ascendiendo por escaleras se logra mediante la repetición rítmica de la figura, es decir una sucesión repetida en el tiempo.
“La repetición de un motivo de decoración: una figura se encuentra reproducida bajo un concepto absolutamente idéntico… Pero, en realidad, el artista no procede de esta forma. No yuxtapone ejemplares de la figura, combina cada vez un elemento de un ejemplar con otro elemento de un ejemplar siguiente. Introduce en el proceso dinámico de la construcción un desequilibrio, una inestabilidad, una disimetría, una especie de separación, que sólo serán conjurados en el efecto total.” (Deleuze, Repetición y Diferencia, p.88-89)
En la obra de Duchamp, la figura parece repetirse con exactitud pero, observando cuidadosamente entre una y otra hay un pequeño cambio, una pequeña modificación que sólo se aprecia en el efecto final,

Desnudo descendiendo una escalera (Marcel Duchamp, 1912)
produciendo ilusión de movimiento.
Duchamp crea un maniquí de madera muy esquemático, sin vida, no es un cuerpo humano de carne y hueso, es una especie de robot bajando una escalera pero sin saber hacia dónde se dirige, tal vez al infierno aunque éste no aparece representado, la escalera desciende pero hacia el fondo vemos que continúa para perderse luego en la oscuridad total, continúa hacia arriba y hacia abajo en forma indefinida como una cinta de Moebius; esta mujer sin vida es una metáfora de la humanidad toda y la vida del hombre sin un destino superior y elevado, algo sin sentido.
En pintura, el ascenso suele ser una metáfora de elevación hacia el saber, hacia un estrato superior más espiritual hacia el cual el ser humano tiende, el descendimiento, por el contrario, es metáfora de degradación, de sumergirse en la oscuridad o en el infierno; pero en Duchamp el descendimiento más bien parece ser parte de un laberinto infinito en el que nos encontramos atrapados sin ninguna posibilidad de escapatoria.
La escalera que se observa hacia el fondo gira en torno a su propio eje como en la que aparece en el film La escalera caracol (Robert Siodmak, USA, 1946) film que comienza con una toma en picado de la escalera por la cual desciende una mujer de quien no sabemos nada aún. La cámara sigue a la mujer hasta el cuarto; dentro del guardarropa vemos el ojo del asesino y, minutos después, las manos de la víctima con su cuerpo en completa oscuridad.
Esta escalera, por la que bajan varios personajes en diferentes ocasiones, es un presagio de muerte ya que cada descendimiento es seguido por un asesinato.
En la secuencia donde Blanche baja la escalera sosteniendo una vela, su sombra se proyecta en la pared dando la sensación de algo lúgubre, creando suspenso; la luz de la vela produce un fuerte contraste de claroscuro contra la sombra proyectada; el sótano, espacio al cual siempre se desciende y que representa el inframundo, es oscuro y frío, por allí penetra un viento fuerte que
dapaga la única fuente de luz y nos lleva e regreso a la secuencia del principio: sólo el ojo del asesino y las manos de la víctima; hay todo un juego de miradas en este ojo que ve pero también es visto, al igual que el ojo de la cámara que todo lo ve, el ojo del asesino observa en la oscuridad en espera de su próxima víctima. Aquí también el descendimiento es presagio de muerte.
Sólo al final del film hay un cambio:
Cuando Helen, que por su condición de muda está en la mira del asesino, baja la escalera volvemos a ver su sombra proyectada en la pared por un solo foco de luz, esto es así para que el espectador piense que ella también va a morir, pero entonces ella advierte la sombra de Warren (el asesino) y logra escapar; ahora es él quien desciende y, por ende, es el próximo en encontrar la muerte.
Nuevamente vemos la escalera en ángulo picado, Helen y Stephen ascienden por ella, este ascenso es un resurgir del inframundo comparable al mito de Orfeo que rescata a Euridice y retorna.
Vértigo (Hitchcock, USA, 1958)

Otra escalera famosa en la historia del cine es la de Vértigo cuyo sentido es el de atracción hacia el abismo y, al mismo tiempo, de obstáculo para Scottie cuyo temor a las alturas le dificulta llegar al campanario. En “El cine según Hitchcock”, el director británico recuerda que una tarde, en el Albert Hall de
Londres, tuvo la ensación de que todo se alejaba de él como consecuencia de un terrible mareo; este episodio le dio la idea de experimentar el mismo efecto en sus films y lo logró en Vértigo construyendo una caja de escalera en maqueta y colocándola horizontalmente sobre el suelo, luego utilizando un travelling hacia atrás combinado con un efecto de zoom hacia delante, la distorsión resultante es el ejemplo más claro de un efecto visual puesto al servicio del punto de vista subjetivo de un personaje.

Cautivos del amor (Bertolucci, 1998)

La escalera es también parte importante de puesta en escena en la película de Bertolucci: comunicación, vínculo entre los protagonistas. Jason y Shandurai hablan, se observan se comunican a través de la escalera que, paradójicamente, también los separa en un arriba y un abajo. Esta comunicación se logra a partir de un juego de cámara donde funciona el punto de vista por encima de la visión del enunciador; si vemos escalera abajo es porque uno de los personajes observa hacia esa dirección y se aplica el mismo principio escalera arriba, rara vez se los muestra a ambos en la escalera con cámara objetiva. El encuadre predominante utilizado por Bertolucci en ángulo picado y contrapicado, semejante al de Siodmak, produce una sensación espacial de espiral ascendente y descendente que nos remite al infinito. La fascinación de los artistas por la representación de la escalera se debe a diferentes factores; es el mejor medio para analizar el movimiento de ascenso y descenso, para producir distorsiones expresivas y para crear una sensación única de profundidad, continuidad y dinamismo espacial.

BIBLIOGRAFIA

Foucault, Michel y Deleuze, Gilles. Theatrum Philosophicum y Repetición y diferencia. Anagrama, Barcelona, 1995.

Truffaut, Francois. El cine según Hitchcock. Alianza, Bs.As, 1992.

Rosemblum, Naomi. A world history of Photography. Abbeville Publishing Group, NY, 1997.

Por Adriana Schmorak