Micaela

0
13

Correctas actuaciones del elenco infantil logradas gracias a la sensibilidad de la directora para contenerlos y la cálida presencia de Chunchuna Villafañe que siempre en sus interpretaciones sabe de por sí expresar su inmensa humanidad y un par de sorprendentes presencias: las de Arialdo Gimenez y Daniel Kargieman . . .¡ qué bien están en sus papeles de villanos!.
Por un Mundo Rico en Matices

La propuesta de Rosanna Manfredi reafirma que desde Argentina es posible producir films de animación de muy buena calidad técnica pero además incorporando una estética en cuanto a las formas, la paleta de colores y la luz que nos llevan a pensar al fin que el camino elegido por la realizadora conduce al placer directo de los espectadores; simplifica las cosas y los ubica en posición de agradable contemplación frente a la belleza y por cierto que en las imágenes de la película esa posibilidad es más que frecuente.
Con la base de un pulcro trabajo de montaje construido por Juan Carlos Macías; correctas actuaciones del elenco infantil logradas gracias a la sensibilidad de la directora para contenerlos y la cálida presencia de Chunchuna Villafañe que siempre en sus interpretaciones sabe de por sí expresar su inmensa humanidad y un par de sorprendentes presencias: las de Arialdo Gimenez y Daniel Kargieman . . .¡ qué bien están en sus papeles de villanos!.
Los acontecimientos suceden y no existen zonas oscuras para descifrar en el discurso; el bien y el mal están muy bien identificados. Unos procuran que los colores sigan existiendo en el mundo y otros dedican sus fuerzas para que los matices desaparezcan.
El haber incluido como conducta posible en uno de los personajes malvados, la duda primero y el rechazo después frente a una orden que conmociona su sentir frente a la vida habla muy bien ideológicamente de la película y contribuye a la formación de una conciencia social desde la infancia que plantea la confrontación frente a una orden detestable y que la posibilidad de rechazarla está siempre presente y sólo es necesario contar con la presencia de ánimo como para atreverse a hacerlo. Y en la película esto ocurre.
Sin golpes bajos ni violencia extrema la historia transcurre; con esto les quiero comunicar a los padres que pueden llevar con absoluta tranquilidad a sus niños más pequeñitos a ver el film; pues a ellos está destinado y estoy seguro no se sentirán agredidos por las imágenes en ningún momento.
Lo que predomina en la atmósfera de la película es la ternura y los nobles sentimientos.
Y por esas cosas de lo azaroso del destino los seres que habitan el mundo mágico y que presienten un peligro cierto en cuanto a su sobrevivencia:, escogen de entre los espíritus más tiernos y puros del universo real a una niñita a la que dotan de poderes extraordinarios para enfrentar la emergencia.
Así planteadas las cosas; será ella la que se presenta desde su ingenuidad y heroísmo como la salvadora de un mundo de colores y matices.
A partir de allí ustedes podrán imaginar desde un cuento infantil animado y actuado, insospechadas alegorías sobre nuestro tiempo social y político .
Y es as como llegó a mí una sensación de peligro ; pensé en el peso de los proyectos globalizantes que esfuman la fantasía desde el pragmatismo y que intentan una y otra vez borrar nuestros sueños infantiles.
A estas maléficas intenciones desde la película se les dice no. Es otro tiempo luminoso y optimista el que nos proponen compartir.

Armando D´Angelo
©Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción.

Estreno del 5 de diciembre de 2002