Mi Gran Casamiento Griego
0
8

Originariamente lo que se relata en la película ya fue conocido por el público de Canadá a través de un unipersonal, una puesta teatral en la que Nia llevó al extremo de la comicidad las situaciones que le tocó vivir en el seno de su exuberante y colorida familia griega asentada en norteamérica y que como inmigrantes soñaban con un futuro más feliz pero aferrándose con uñas y dientes a su identidad y a su memoria ancestral.
Por Llos Caminos De La Felizidad Cantando Voy

Se trata de una comedia romántica, brillante y desbordante de humor , calidez y optimismo . Fue construida desde las vivencias autobiográficas de Nia Vardalos, protagonista del film y responsable al mismo tiempo del guión.
Originariamente lo que se relata en la película ya fue conocido por el público de Canadá a través de un unipersonal, una puesta teatral en la que Nia llevó al extremo de la comicidad las situaciones que le tocó vivir en el seno de su exuberante y colorida familia griega asentada en norteamérica y que como inmigrantes soñaban con un futuro más feliz pero aferrándose con uñas y dientes a su identidad y a su memoria ancestral.
E incorpora desopilantes e íntimas situaciones que vivió en su realidad y que van desde su infancia hasta el impiadoso fin de un tiempo de moratoria que le exigía dentro de la mentalidad de su comunidad un deber ser como mujer griega: “. . . De toda buena chica griega se esperan tres cosas: que se case con un chico griego, que fabrique bebés griegos y que los alimente a todos hasta el día de su muerte . . .”.
El gran tema que nos sugiere Nia para reflexionar tras el gesto de la risa es nada menos que la posibilidad de integración o no de los inmigrantes dentro de la comunidad que los recibe.
¿Cuánto están dispuestos a ceder en sus tradiciones y cuánto está dispuesta a aceptar como distinto la sociedad que los acoge?.
La figura emblemática en el film es un sexagenario padre de familia griego obsesivo en querer demostrarle a los anglosajones que la totalidad de las palabras que manejan en su vocabulario provienen de una raíz griega.
Y fuerza las interpretaciones y allí es dónde las carcajadas de los espectadores surgirán sin duda.
Y también cuando sin el menor grado de sutileza le dice a su hija: ” . . . Deberías casarte, te empiezo a ver vieja . . .” .
Imaginen como le sienta semejante sentencia paterna a una mujer que durante toda su vida fue ubicada por la historia y por ella misma como un patito feo.
Si lo que se relata hubiera permanecido en este rumbo no les podría haber hablado de una comedia sino más bien de una tragedia. Pero por las cosas de la vida y quién sabe quizás gracias a una pequeña ayudita de los amigos y en este caso no dudo de alguna divinidad del Olimpo que tendió una mano piadosa, Nina descubrió al hombre y al amor de su vida y el destino implacable sucumbió como predestinación.
Creo que los humanos sólo necesitan un pequeño espacio de libre albedrío para edificar sus instantes de felicidad.

ARMANDO D´ANGELO
©Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción

Estreno del 24 de octubre de 2002