Marechal

0
7

El director optó y fue capaz y eficaz al encontrar entre los textos la posibilidad de asociar en sus imágenes ambas necesidades y gracias al rescate de las alegorías fantásticas situar su discurso muy próximo al realismo mágico latinoamericano * (1).
Sobre Un Viaje Iniciático Personal Que No Oculta la Realidad Social

Este film documental que no deshecha como recurso artístico válido la incorporación de actores que asuman ficcionalmente el rol de alguno de los personajes y pasajes substanciales de la literatura de Leopoldo Marechal, parece referirse al viaje iniciático que un escritor y un hombre ante todo abordó ante su historia creativa personal para reflejar no sólo su preocupación como observador y cronista de sus propias circunstancias de vida espirituales sino también las urgencias del pueblo de su tiempo.
El director optó y fue capaz y eficaz al encontrar entre los textos la posibilidad de asociar en sus imágenes ambas necesidades y gracias al rescate de las alegorías fantásticas situar su discurso muy próximo al realismo mágico latinoamericano * (1).
Logró referirse poéticamente a las injusticias sociales de las que Marechal fue testigo presencial y que por cierto lo indignaron y que a su manera intentó revertir y dar cuenta. Trascendiendo y profundizando el sentido de justicia expresado en la doctrina cristiana.
Construyó una epopeya urbana y contemporánea a partir de la eterna lucha desopilante entre el bien y el mal incorporando las arbitrariedades y las caricaturas de dioses paganos.

Quizás esta sea una de las causas que pueden explicar el por qué pueda ser considerado como un autor marginado, en especial desde la década del 50. Es desde allí que podríamos referirnos a las vicisitudes que atravesó la vigencia de su lectura* (2). Tengan en cuenta que estuvo siempre fuertemente asociado a épocas difíciles del país y esos momentos los cargó tras de sí * (3) no los ocultó; los rescató y los puso a la consideración de la memoria
colectiva.
Fontán lo representa como poseedor de unestilo naturalista en algunas etapas de su obra que lo llevan a trasmitir una mirada profunda y sensible del campo; ensayando a partir de su atenta contemplación casi una metafísica que lo conduce a reflexiones filosóficas sobre el tiempo, la belleza y la posibilidad de experimentar nuevamente la sensación de la unidad perdida y en otras como un hábil ejecutor de la ironía o como muy bien conceptualiza Horacio Gonzalez ” . . . con la capacidad de elaborar un texto risueño que avanza hacia una comicidad trágica . . .”.
Muy rico en contenidos y testimonios, sencillo y accesible en la comprensión de todos los conceptos vertidos; el estilo del documental “Marechal o la Batalla de los Ángeles” se fusiona desde el corazón y la lucidez intelectual con el estilo mismo empleado por Leopoldo para decir las cosas. Constituye un fuerte estímulo y no tengo ninguna duda de ello al reencuentro con el eco de sus palabras y a las ganas de releer sus libros.

De tanto en tanto no viene nada mal refrescar nuestra memoria y predisponernos a gozar de esa magia cotidiana que nos habla de dos fuerzas que se alimentan mutuamente; lo celestial y lo terrenal. Lo celestial visto como el espacio de la creatividad y lo terrenal como el lugar que contiene y materializa en acción el vuelo de las ideas.

Notas: Deseo advertirles y reconocer
mi gratitud y que fue gracias a una conversación que mantuve telefónicamente con Horacio González que por cierto participa y brilla en el film como entrevistador y usina de ideas fuerza o lúcido intérprete de la obra literaria y las circunstancias sociales y políticas por las que Leopoldo Marechal debió atravesar ; que fue posible que construyera la estructura de la crónica del documental y también luego idear la secuencia fundamental de conceptos sobre los qué preguntar en el reportaje realizado al director Gustavo Fontán.
No le adscribo la mediocridad que puedan encontrar en el trabajo sino más los instantes más luminosos.

Las referencias (1), (2) y (3) de la crónica corresponden a la creativa visión de Horacio González y por cierto la verán expuestas en el documental y a ellas adscribo.

Armando D´Angelo
©Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción
Estreno del 3 de octubre de 2002

Nota Relacionada: Entrevista a Gustavo Fontán.