Buscando a Eva

0
19

En tono de comedia, el tema de la paranoia de la guerra fría y del extremismo de ciertas posturas políticasPara Pasar Un Buen Rato

Por Socorro Villa

Los Angeles, 1961. Calvin Webber (Christopher Walken) es un cientíifco brillante que trabaja en proyectos para el gobierno y está obsesionado con la amenaza del comunismo y la posibilidad de un bombardeo nuclear. Por ello ha construido en secreto un refugio atómico subterráneo. Cierta noche, baja con su esposa Helen (Sisy Spacek) al refugio a verificar que todo esté en orden; mientras están abajo oyen una terrible explosión y asumen que se desató la guerra nuclear. Calvin cierra el refugio y activa la cerradura de tiempo que se abrirá dentro de 35 años, cuando el peligro de la radiación haya pasado.
A los pocos días nace el bebé (el embarazo de Helen estaba casi a término) y deciden que, a causa de lo sucedido, el nombre mas apropiado para él será Adam. De esta suerte, Adam crece en el refugio atómico, sólo en contacto con sus padres; mientras Calvin lo educa en ciencias y lenguas extranjeras, Helen le enseña a bailar, a comportarse como un caballero y a tratar a las damas. El niño crece obsesionado con dos ideas: salir a la superficie y conseguir esposa. Cuando por fin se abren las puertas, Calvin descubre que el mundo ha cambiado mucho. No obstante, debe permitir que Adam (Brendan Fraser) suba a la superficie a buscar más provisiones, para continuar viviendo abajo.
Y aquí comienza la aventura de Adam que conoce a Eva (Alicia Silverston) tratando de vender unas viejas tarjetas de béisbol que, 35 años después, valen una fortuna. Lo mismo ocurre con las acciones de varias compañías (como IBM o Palmolive). Ella evita que lo estafen. A partir de allí, será la encargada de introducir a Adam en la vida de los ’90, dando lugar a una seguidilla de situaciones hilarantes. Cuando Adam conoce a Troy, el amigo homosexual con quien Eva comparte su casa, éste le dice: -“Soy gay” (en inglés: alegre, festivo; calavera), entonces Adam contesta: -“Bien, me alegro por vos”. La película está llena de este tipo de gags que no siempre se aprecian debido, en parte, a la traducción y , en parte, a que se trata de expresiones de doble sentido que tienen significado solo dentro del idioma original. Gran parte de ellos tienen lugar en el marco de lo que parece ser una imposible relación entre Adam y Eva.
La película transcurre en un constante montaje simultáneo entre la vida de los Webber en el refugio y la de la superficie. Trata en tono de comedia el tema de la paranoia de la guerra fría (aparecen en blanco y negro las propagandas de construcción de refugios atómicos) y del extremismo de ciertas posturas políticas, como el anticomunismo (especialmente en el personaje de Walken), como así también la cuestión de las sectas (el dueño de la cafetería en ruinas -Joey Slotnick- al ver aparecer a Calvin con su traje antiradiación, funda un culto en su honor). También aparece la crítica a la pérdida de ciertos valores por parte de la sociedad. La cortesía, los buenos modales, la solidaridad, la amistad, la preocupación por el prójimo, etc. aparecen como aquellos viejos valores desaparecidos que el héroe de esta comedia romántica viene a rescatar del olvido.