A los trece

0
5

O cómo una simple transgresión de adolescentes se transforma en una tragedia familiar.UN AMOROSO E INSTINTIVO ABRAZO PONE LAS COSAS EN SU LUGAR

De a poco lo que se presenta desde las imágenes iniciales como una simple transgresión de adolescentes se transforma luego en una tragedia familiar muchas veces encubierta por el peso de una moral hipócrita social que no acepta reconocer desde sí, su responsabilidad por lo que se está produciendo hacia el futuro y ese futuro incluye a veces el destino de sus propios hijos .

Y lo que se desencadena después no surge por generación espontánea, está relacionado con las imágenes que los adultos producen y con las que conviven diariamente sus hijos y que de una u otra manera marcan su ánimo y sus decisiones a tomar.

Lo que les anticipo es mostrado explícitamente por el director y creo que viene bien su crudeza para situarnos frente a la intensidad de la soledad de una adolescente que busca contención en silencio y a gritos.

Lo que ocurre en el interior de una familia no resulta un hecho gratuito para el porvenir de unos y otros y de la sociedad misma.

Una niña absolutamente naîf busca a cualquier costo ser aceptada en un grupo de pertenencia de la escuela ante el cual se siente deslumbrada y humillada. Y lo que está dispuesta a hacer incluye no sólo emborracharse y drogarse sino también transformarse en dealer, robar y también iniciarse sexualmente desde el frenesí.

¿Por qué se dejó fascinar por este modelo?. Bueno, piensen que proviene de una familia en la que el matrimonio fracasó, percibe la figura paterna como abandónica y a su madre eligiendo a un amante con problemas graves de adicción.
Pero no piensen que todo es oscuro en el film también encontrarán la fuerza de
voluntad y el amor de una madre conmovida pero con resto para abrazar y lamer y besar desde lo más profundo del instinto las heridas de su hija.

Armando D´Angelo

Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción.