frio de perros

0
30

Uno. Se sabe, cuando uno está de racha, cualquier cosa que haga le sale bien. En ese momento (el de la racha) quedan suspendidas las habilidades, los atributos. Se haga lo que se haga, habrá un ángel benefactor que volverá éxito lo que tenía destino de fracaso.

Frío de perros
(Snow dogs – Canadá, 2002)

Dirigida por: Brian Levant
Protagonizada por: Cuba Gooding Jr, James Coburn, Sisqo.
Escrita por: Gary Paulsen, Jim Kouf
Duración: 99 minutos

Categoría Leedor: YCDA? (Y Chatrán dónde anda?)

Uno. Se sabe, cuando uno está de racha, cualquier cosa que haga le sale bien. En ese momento (el de la racha) quedan suspendidas las habilidades, los atributos. Se haga lo que se haga, habrá un ángel benefactor que volverá éxito lo que tenía destino de fracaso. Con Frío de perros pasa algo así. Suceso en las taquillas norteamericanas, una película que podía haber quedado arrumbada en el arcón de cosas inservibles, ya tiene secuela en la mente de sus racheros productores. Y aunque hablar de racha, cuando se habla de los incansable triunfos de la Disney, sonaría a pequeña y obtusa mirada, es difícil explicar de otra forma que no sea la inquebrantable presencia de ese ángel benefactor (que hasta cobra aguinaldo), la buena acogida del público a ésta ramplona y tímida comedia.

Dos. Fue producida por Disney. Dirigida por Brian Levant, con Bethoveen y Los picapiedras en su haber. Protagonizada por Cuba Gooding Jr, James Coburn y una decena de perros. Michel Bolton interpreta algunos temas, incluso tiene una intervención que debe contarse como el momento de mayor comicidad en el film. Y hay nieve, muy mucha de ella. Claro, estamos (están, estuvieron) en Alaska. Y hay también carreras de trineos. Bueno, estos son los elementos. Pero está Disney atrás, y entonces hay historia de familia desmembrada que (siempre) termina unida (y feliz), de espíritus altivos, de triunfos por sobre las adversidades, de tolerancias raciales. Esos elementos y esa forma de enhebrarlos, una típica concepción disney del cine (de la vida).

Tres. La historia es ésta. Un dentista de Miami se entera que es adoptado y que su madre biológica acaba de morir, en Alaska, dejándole una herencia. Viaja presuroso y esperanzado de volverse con dinero, pero se encuentra con una decena de perros de nieve como única propiedad de la difunta. Además de esa (aparente, claro) desilusión, debe enfrentar, él, hombre de ciudad y de playas soleadas, las múltiples dificultades que se le presentan en un pueblito nevado todo el año. Las resbaladas, las excentricidades, no se hacen esperar. Y Cuba Gooding Jr, cuando hablamos de morisquetas y tropiezos varios, parece ser el indicado (ya cansó en esa morisqueta llamada Rat race) Pero su viaje, va a deparar sorpresas.
Carreras de trineos, amorío con señorita bella (la única del pueblo), disputa con temible esquimal (un excelente James Coburn, que resultará más tierno y “paternal” de lo esperado), y caídas, y más tropiezos, y más morisquetas.

Cuatro. Con buena química entre Gooding jr y Coburn. Con un apropiado segundo plano a perros con gestos y actitudes humanas. Con una historia, sentimentaloide, pero que es compacta y hasta simpaticona. Frío de perros, que pudo ser mucho peor de lo que es, conforma un entretenimiento liviano, pero efectivo. Disney sigue de racha, y hasta Dibu 3 sería taquillera si llevara la firma congelada de Walt.

Sebastián Russo
© Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción.

Estrenada el 15 de Agosto del 2002