Arte en las Sierras II

0
6

El Valle de Calamuchita tiene sus matices, sus sonidos, sus humedades y al internarse el artista en el paisaje va dejando sus huellas en el pasto verde y en la piedra mojada. Al ubicar su caballete indaga en el horizonte las formas y los colores que se difuman y mezclan. El ocre, el rosado, el rojo, el ámbar, el verde y a veces el violeta cambian los lugares.

- Publicidad -

Arte en las Sierras II
Villa General Belgrano y los Reartes

Por Héctor M. Portela

El Valle de Calamuchita tiene sus matices, sus sonidos, sus humedades y al internarse el artista en el paisaje va dejando sus huellas en el pasto verde y en la piedra mojada. Al ubicar su caballete indaga en el horizonte las formas y los colores que se difuman y mezclan. El ocre, el rosado, el rojo, el ámbar, el verde y a veces el violeta cambian los lugares.

Villa General Belgrano y los Reartes son dos poblaciones del valle unidas por la corta distancia que las separa. Distintas pero juntas, una, moderna y arrasadora, la otra, tradicionalista y nostálgica, ambas unidas por la inmensidad del paisaje y los artistas.

Interior Capilla Los Reartes. Los Reartes en su serena y plácida quietud guarda una delicada obra de arte. La Capillita Histórica construida y bendecida en la primera mitad del siglo XVIII en el espacio del casco de una estancia jesuítica con perspectiva de futuro poblado. De líneas coloniales e influencia altoperuana tiene fachada con gran arco románico y antigua puerta de madera rematada con espadaña de 2 campanas. El portón de entrada del cerco perimetral en hierro forjado está sostenido por dos altas pilastras de piedra que no armonizan proporcionalmente con el conjunto arquitectónico. Además el entorno verde del templo se halla depreciado y sin el mantenimiento adecuado. El interior de una pequeña nave conserva las líneas sencillas y simples de las capillitas que abundan en las sierras cordobesas.

Martha de Miguel vive en Los Reartes en una casa de líneas modernas a metros de un recodo del camino que conduce a Cumbrecita y a la vera de un arroyo de agua cristalina que baja del cerro bordeado de árboles. Con ese entorno pinta y crea sus obras de arte. Se suceden naturalezas muertas; escenas pueblerinas; calesitas, bailarinas y caballos. De pureza formal y excelente técnica se destacan Jarrón y pinceles, Flores y Jarrones en gama de azules; un pequeño y delicioso

Martha de Miguel. Los Reartes
cuadro titulado Dialogo de dos mujeres en verdes y otro Dama sentada en azules. Parte de su obra la exhibe en esa especie de Galería de Arte en que transformó su casa.

Posada Akasha El trayecto entre Los Reartes y la Villa transcurre por muy buen camino con vista panorámica de gran belleza de las Sierras Chicas y Grandes con los cerros Negro y Champaquí al entrar en la Villa es total el cambio en el orden arquitectónico donde prevalece el estilo centro-europeo. Como excepciones están la Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Valle y San Vicente Pallotti ya comentada en artículo anterior, a la que agregaré la cercana Posada de Akasha en estilo neo-medieval-normando por la solidez de su estructura embellecida por la torre de agua almenada. Atractiva es la decoración de su interior con artesanías, antigüedades, mucha madera y obras pictóricas de la dueña de casa.

La Sra. Norma Quintana que muestra sus trabajos en las distintas dependencias de Akasha pinta paisajes, naturalezas muertas y bodegones en los que pone un sentimiento intimista con insinuantes trazos cubistas. Entre la buena calidad de su obra se destaca por el color y líneas geométricas Naturaleza Muerta con jarra (foto rodeada de una decoración con antigüedades y elementos en madera).

María Luján Ramos es la minuciosidad en el arte de pintar íconos donde mantiene el equilibrio estricto de reglas establecidas que rigen la exactitud en la descripción de hechos religiosos. Esta especialidad requiere equilibrio emocional y gran dominio del pincel en el arte de la pintura. Describir u opinar sobre esta rama artística no es tarea fácil por lo que aconsejo observarlas para formar un criterio propio.
Norma Quintana.
Naturaleza muerta con jarra

María Luján Ramos

Hector “Tito” Palacios Camino al Champaquí
El fallecimiento reciente del maestro Héctor “Tito” Palacios priva a la Villa de un gran artista de conmovedora sensibilidad ante el paisaje. En la casa de la calle Famatina donde vivió los últimos años se pueden contemplar algo de su obra entre las que mostramos Camino al Champaqui. Valga la presente como homenaje a su memoria de una vida dedicada al arte.

En un rincón pintoresco y céntrico de la Villa precedida de una graciosa plazoleta con fuente y escultura, se halla la sede policial de la Provincia de Córdoba. Por el entorno verde y bellas construcciones sería el lugar ideal para un futuro Centro Cultural. ¿Hace falta comentar los beneficios y necesidad de tener un lugar donde vecinos y no residentes puedan exhibir expresiones artísticas y realizar reuniones culturales?.

Comisaría Villa General Belgrano

Publicada el 30-5-2002

Notas relacionadas: Arte en las Sierras I

Compartir
Artículo anteriorVera Rosemberg
Artículo siguientePrismas y Proas