Una noche con Sabrina Love

0
9

En la épica, género tradicional por excelencia, el héroe debe salir de su lugar de origen (conocer el mundo), enfrentar las dificultades que se presentan en el camino para volver experimentado y hacerse cargo de lo que le fue asignado como destino.Una noche con SABRINA LOVE.
De Pedro Mairal, premio Concurso de Novela Clarín 1998.

Por María Comito

Con este esquema básico de la literatura Pedro Mairal construye “Una noche con SABRINA LOVE”. Los tiempos han cambiado, entonces en el molde se colocan los ingredientes de la época. El mundo se ve a través de la pantalla de un televisor. Así, Daniel, el héroe de esta epopeya, hace zaping entre la multiplicidad de ofertas que los canales ofrecen hasta que llegue la hora del concurso, en el que el premio es pasar una noche con Sabrina, la conductora de un programa porno televisivo. Por supuesto, a la hora del sorteo, el número ganador es el de Daniel; pero Daniel vive en la ciudad de Curuguazú y Sabrina, la reina del amor, está en Buenos Aires. A esto se suma, que Daniel es un adolescente, sin padres, pues murieron en un accidente; o sea tenemos al joven de las provincias, huérfano, inexperto (en todo sentido) y sin dinero pero resuelto, a pesar de todo, a salir y afrontar las desavenencias, a realizar su viaje solo, afrontando sus miedos.
Daniel sale de Curuguazú, al “mundo”. De allí en más las mil y una peripecias que debe atravesar, desde la ruta y pasar por el lugar en el cual sus padres sufrieron el accidente y murieron hasta llegar a la gran ciudad y conocer la “calle”, la “vida”, “personajes”, “mujeres”, golpearse para hacerse hombre.
Después de cruzar todos los avatares, Daniel, vuelve a su pueblo. Pero ya no es el mismo, se fue el chico y vuelve el hombre.
La reproducción del género tiene sus hallazgos: indudablemente se sitúa en Argentina, hoy…”Daniel recorría los sesenta canales del cable robado…”; la descripción de las imágenes en pantalla “…el fondo del mar, unas jirafas, autos persiguiéndose, mujeres venezolanas hablando, lava volcánica…”; el lenguaje del zaping “…Pasamos enton. Tú nunca podrás. Most incredible and amaz. Tástrofe de los úl. Allóra il Vécchio…”; un recorrido detallado por la geografía litoraleña hasta llegar a la gran urbe y la visión de la ciudad de Buenos Aires con todo su peso.

Nota relacionada: Una noche con Sabrina Love de Alejandro Agresti (critica de cine)

Compartir
Artículo anteriorCacería
Artículo siguienteLa fuerza del corazón