Mi abuela es un peligro
0
9

Así que Malcolm, al asumir el “papel” más desafiante de su vida, decide ocupar la personalidad de la pendenciera abuela sureña. Valiéndose de varios trucos del disfraz, se transforma completamente en Big Momma, incluso llegando a adoptar la rutina diaria de la corpulenta septuagenaria-desde cocinar platillos típicos de la región hasta atender partos, a “testificar” en la iglesia local. Las Apariencias Engañan

El agente del FBI Malcolm Turner es fuerte, inteligente y un experto del disfraz. No hay nada que no pueda resolver. ¿Detener una cadena de brutales crímenes? Sin problemas. Malcolm se transforma en un anciano asiático para solucionar el caso.
El último encargo de Malcolm lo lleva a un pequeño pueblo sureño, donde está decidido a atrapar a un brutal asaltabancos (que acaba de escapar recientemente de la prisión). Malcolm monta vigilancia frente a la casa de una matriarca sureña conocida como Big Momma, esperando la llegada de Sherry, la antigua novia del convicto, y su hijo, que la visitarán próximamente.
Es un plan sencillo, pero existe un Gran Problema: Big Momma ha dejado inesperadamente el pueblo. Así que Malcolm, al asumir el “papel” más desafiante de su vida, decide ocupar la personalidad de la pendenciera abuela sureña. Valiéndose de varios trucos del disfraz, se transforma completamente en Big Momma, incluso llegando a adoptar la rutina diaria de la corpulenta septuagenaria-desde cocinar platillos típicos de la región hasta atender partos, a “testificar” en la iglesia local.
Como si las cosas no fuesen lo suficientemente complicadas, Malcolm se empieza a enamorar de Sherry, que puede estar escondiendo algún dinero robado. Ahora Malcolm/Big Momma deberá encontrar la manera de conseguir a su hombre-y su mujer.
Ya hemos visto a Martin Lawrence con anterioridad (recordar Arma Mortal 4 y de Ladrón a policia, por ejemplo) y en ambas juega roles mas cercanos a la parodia que al drama. En este caso, su capacidad histriónica, especialmente sus expresiones faciales, se adaptan a un cuerpo de 120 kilos y para colmo, de mujer, con todas las dificultades (y al mismo tiempo posibilidades) que ello conlleva.
El traje de Lawrence es un tema aparte y presentaba ciertos desafìos, ya que en esta ocasión, el personaje de Lawrence se refería a una persona existente. El problema principal era lograr que la audiencia, después de haber visto a Ella Mitchell, notara un cambio creíble en Lawrence y, al mismo tiempo, siguiera viendo a Lawrence (al fin y al cabo, él es el protagonista, no?). De manera que Greg Cannom (un genio del maquillaje y los efectos especiales) tuvo que trabajar arduamente para lograr que la cara del protagonista fuera transformada -pero no sepultada- por el maquillaje y le permitiera transmitir sus expresiones mas cómicas. Inclusive, fue necesario adaptar también el rostro de Ella Mitchell al de Lawrence, para que los cambios fueran creíbles.
En fin, una comedia para olvidarse de la tensión y reirse un rato de las situaciones más desopilantes.

Socorro Villa