+ Bien

0
10

Amor Feng Shui

Por Juan José Dimilta

Lo primero que atrae de + Bien, el largometraje de Eduardo Capilla trabajado í­ntegramente en video digital, es la pareja protagónica: Ella, la VJ por excelencia, cara (y pelo) visible de la señall MTV, o sea Ruth Infarinato (que se muestra muy suelta en su rol de actriz); Él, músico pop por excelencia,  Gustavo Cerati, ex líder de la ya mí­tica banda de rock nacional Soda Stereo. Los dos muy -pero muy- modernos.

En + Bien, la trama, desde el punto de vista de una película convencional, es lo de menos: Importa la imagen, algún mensaje dando vuelta por el aire y ejercicios con la cámara; los colores y las formas. Así­, en medio de teorías acerca de los círculos, la muerte, el suicidio, la soledad, el equilibrio de las formas y la energí­a, y con la ayuda para llevar adelante la acción de un ¿escritor? abandonado por su pareja, interpretado por Atsushi Mizukawa, una especie de médico-gurú a cargo de Damián de Santo y personajes tan inexplicables como una suicida que busca una casa para morirse y un sátiro que rapta mujeres por la ruta, así­ es que la pareja protagónica se enamora o algo parecido, ni muy ying ni muy yang, como un amor feng shui.

¿Cuál será el lugar más indicado para un romance tan, digamos, equilibrado?. Respuesta correcta: La Falda, Córdoba. Allá­ se dirige Jorge (o Gustavo Cerati), un cirujano-artista que perdió a su mujer y su hijo en un terremoto, como parte del duelo y para probar empezar de nuevo con una novia de la juventud. Para allá va en su diminuto auto de tres ruedas (de esos que se abren por adelante), hasta que se cruza en el camino con Bárbara (Ruth). Mientras van coqueteando camino a La Falda intercambian diálogos de lo más interesante. Ella llegará a decir algo tan premonitorio (si tenemos en cuenta que la película ya tiene un tiempo) como “tení­a que ir a Nueva York pero ahora no me subo a un avión ni loca” o algo así­; y él puede largar un risueño “te cantarí­a algo pero soy bastante desafinado”. Y así­ transcurrirá este amor de paso, de camino, sin llegar a nada, solamente a La Falda, en donde Jorge pierde su auto (¿a manos de unos ricoteros?) y ella (la platea agradecida) su corpiño.

Queda para rescatar que + Bien marca el debut de Capilla, un hombre del circuito del video clip, en la pantalla grande, que con talento innato podría seguramente ordenar las ideas en algún futuro cercano y ante todo la curiosa primera incursión de Cerati en cine: Un médico moderno, medido, como la misma personalidad del músico, lacónico y reposado. Lejos del enfermero frenético de Charly Garcí­a en Lo que vendrá y comparado con otros músicos actores, menor que el carismático David Bowie que ya hizo de la actuación una segunda profesión y por suerte más digno que el borracho interpretado por Jon Bon Jovi en Cadena de favores. Es por lo menos grato saludar a Cerati en el cine, pero da un poco de pena pensar que + Bien le quitó tiempo para seguir trabajando un nuevo disco de canciones.

Nota relacionada: + bien entrevistados (Entrevista por Armando D´Angelo)

Publicado en Leedor el 16-11-2001