Legalmente rubia

0
27

Elle Woods (Resse Whiterspoon – Fear, Cruel intentions), es la típica niña norteamericana, criada en cuna de oro dentro de un Beverly Hills que escapa de la empobrecida realidad globalizada.
La rubia debil

Elle Woods (Resse Whiterspoon – Fear, Cruel intentions), es la típica niña norteamericana, criada en cuna de oro dentro de un Beverly Hills que escapa de la empobrecida realidad globalizada. No tiene problemas de dinero, tiene una personalidad sumamente agradable y su preocupación la inclina a mantenerse actualizada, en lo que se refiere a temas de alta costura internacional. Su vida se desarrolla pura y exclusivamente dentro del Campus, en donde la relación con su novio Warner tiene notoria repercusión, más si se tiene en cuenta la pronta propuesta conyugal. Pero no todo es color de rosas en la vida de Elle, puesto que Warner y su futuro en la politica, tienen otros planes.

Presentado el gancho motivador, los gags y situaciones desopilantes que desarrollará la protagonista, no tendrán descanso hasta el final del rodaje y aunque las expectativas “a priori” de cualquier espectador puedan ser desalentadoras – incluido.

Varias son las razones por las que Legalmente Rubia fue un suceso en el mercado americano y europeo. De más está mencionar la figura despampannte de Resse Whiterspoon, su belleza está fuera de todo objetividad y es claro que el papel le cae como anillo al dedo. Pero además, detrás de toda la parafernalia marketinera, la película tiene una intencionalidad y un mensaje, tiene un no se qué…

Disparados cual torpedo, los parlamentos son una manera muy sutil de establecer una crítica a la sociedad de consumo y dramaticamente, la conformación de los personajes, pone de manifiesto una vasta pluralidad de esterotipos, producto del neocapitalismoeuropeo-americano. No no sólo eso, tambien propone una suerte de fábula por la cual la trasgresión

de límites es posible entre un estrato y otro, gracias al mensaje predominante y motivador principal del filme: la autosuperación. Es claro que el filme quedará como uno más a lo largo de la historia del cine, pero gracias a una clara visión de sus realizadores, Elle se ve más enparentada con la Melanie Griffith de Secretaria Ejecutiva, que con la gordita Alicia Silvertone de Ni Idea y este es un punto altamente positivo. La idea de tomar a la clásica “rubia” y proponer una inteligencia natural no explotada, simplemente porque su contexto nunca lo exigió, es sumamente loable y resalta el rol de la mujer dentro de la sociedad.

En resumidas cuentas, el producto que se presenta es interesante, lleno de comicidad y que seguramente podrá servir como material de estudio por varias generaciones por su alto contenido crítico a la sociedad postmodernista y neocapitalista.

Sebastián Montagna
© Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción.

Estreno del 8 de noviembre de 2001