Bajo el sol

0
7

Una historia que no es nueva, y transcurre en el pasado y es tan antigua como el mundo. Sin embargo, está muy bien contada, muy bien actuada, halaga los sentidos con las imágenes y la música. Sin lugar a dudas, vale la pena verla.Olof es un campesino cuarentón que vive solo en la granja que ha heredado de su padres, en la campiña sueca. Corre el año 1956. Sólo un amigo lo visita: Erik, un jóven de 27 años, con aspecto de James Dean, que alardea todo el tiempo de haber vivido en America y de su éxito con las mujeres; él lo ayuda por las tardes, especialmente debido a que Olof es analfabeto. Parece evidente que Erik toma de esto alguna ventaja, aunque no queda claro cuál. Sin embargo, cansado de su soledad, Olof decide poner un aviso para contratar un ama de llaves. Obtiene dos respuestas y decide contratar a Ellen. Es obvio que se enamora de ella al verla en la estación. Por alguna razón, tanto el predicador como Erik se muestran inquietos con la llegada de Ellen. Esa inquietud va transformándose en abierta rivalidad a medida que ella comienza a asesorar a Olof sobre el manejo de la granja. Ambos desconfian del otro y las averiguaciones que cada uno hará precipitarán el desenlace.

La relación entre Olof y Erik muestra una cierta tensión que lleva al espectador a desconfiar de la honestidad del segundo. Luego, cuando Ellen llega a la granja, la tensión entre ella y Olof va mostrando diferentes facetas. Parece claro que las intenciones de Olof van más allá de contratar un ama de llaves. Así como también que las intenciones de Ellen también cambian. Todos parecen ocultar secretos.

Las imágenes están tratadas con suma delicadeza. Hermosos paisajes con cielos nubosos, lagos cubiertos de niebla, pájaros enjaulados cantando. El paisaje muestra también el estado de ánimo de los personajes: a medida que avanza el micro que trae a Ellen, las nubes se corren y el sol inunda la pradera. Cuando la atracción entre ellos crece, también crece la tensión: esa misma tensión de una gota de agua pendiendo de una fresa hasta que finalmente cae al agua y se dispersa en miles de ondas concentricas.

Cuando Ellen presiona e Erik para que devuelva a Olof el dinero que éste le ha prestado, Erik investiga en su pasado, descubre que es casada y trata de chantajearla para no pagar su deuda. Ellen entonces decide marcharse. Mientras el micro se aleja, las nubes cubren de sombra las praderas. Mientras tanto, Olof le pide a Erik que lea para él la carta que Ellen le ha dejado. Entonces las voces de ambos se intercalan según Erik lee o inventa. “Soy analfabeto pero no estúpido” replica Olof cuando Erik termina.

El film empieza y termina con la misma frase: “Pasó lo que debía pasar (…) no hay nada nuevo bajo el sol”. Quizás eso es lo maravilloso: la historia no es nueva, ni siquiera actual. Transcurre en el pasado y es tan antigua como el mundo. Sin embargo, está muy bien contada, muy bien actuada, halaga los sentidos con las imágenes y la música. Sin lugar a dudas, vale la pena verla.

Socorro Villa