Apostando a vivir

0
7

Tema doloroso pero de mensaje esperanzador en la inglesa Apostando a vivirElixir Para el Alma

Rancho en medio del desierto, hombre jugando a las cartas y telefono sonando. ??Cody no vas a atender? Olvidate, ella volvio a Inglaterra, no llamará.?(…) ??Cody, me equivoque…?
Dawn y Jackie son cuñadas y trabajan juntas en una fabrica de electronica montando microcircuitos en placas de quien sabe que, al norte de Inglaterra. Jackie es alegre, charlatana, alborotadora y contestataria. Dawn es serena, callada, respetuosa de las normas y pasa los dias soñando con conocer Las Vegas. Los viernes por la noche es la noche de las chicas (Girl?s night) y todas las compañeras de la línea de montaje se juntan para ir al bingo. Esa noche Dawn gana el premio del Premio Nacional (unas 100.000 libras). Decide compartir el premio con Jackie, en reciprocidad a la actitud de su cuñada cuando tiempo atrás ganó un premio menor. Mientras Dawn decide conservar su trabajo y usar el dinero para pagar la hipoteca y el crédito del auto, Jackie decide abandonar trabajo y esposo (Dave) para mudarse con su amante, Paul, el gerente del Bingo. Dawn se descompone en la fábrica y descubre que tiene una metástasis de un viejo cancer. El tratamiento no resulta como se esperaba y ella pierde las esperanzas. Steve, el marido de Dawn, busca ayuda en Jackie, puesto que no sabe que pasa con su esposa, que ha ocultado a todos la verdad. Cuando Jackie se entera de la verdad, decide que es momento de hacer realidad los sueños… Ambas llegan a Las Vegas, donde la ?suerte? sigue acompañando a Dawn: apenas pone un pie en el hotel, gana el premio mayor de una de las maquinas tragamonedas y asi conoce a Cody, un ranchero simple y honesto que le presta su sombrero para que pueda llevarse su premio.

El viaje es, a la vez, un duelo entre las amigas. Jackie se resiste a sentar cabeza y hacerse responsable de su vida; Dawn no puede pasar sola por el trance que le espera y pide desesperadamente la ayuda de su cuñada. Jackie trae alegria a la vida de Dawn. Ella, por su parte, enseña a Jackie el valor de la serenidad y la responsabilidad, mientras ambas repasan sus historias de vida. ?Creí que la dominaba facilmente ?dirá Jackie- pero en realidad era ella la que me mostraba el camino?.

El film es una tragedia, en el sentido mas tradicional de la palabra. Involucra al espectador por cuanto hay en ella uno (o mas) justos que padecen injusticias. Y esto incumbe a quien lo presencia. La problemática del trabajo alienado, de la frustración de una vida infeliz, del postergar los buenos momentos, asi como la de la responsabilidad hacia la propia vida y el prójimo aparecen aquí plasmadas con maestría. Lo maravilloso y a la vez lo terrible de este film es que todas sus circunstancias pueden suceder en la vida cotidiana de cualquier hijo de vecino. Esto no significa que sea un dramón. Todo lo contrario. Por muchas razones podemos decir que es también una comedia, que permite reirse de las cosas mas absurdas y cotidianas de la vida. Comedia y Tragedia son las dos caras de la misma moneda.

De la imagen inicial del rancho, Hurran hace un gran flashback ?en el que transcurre toda la película hasta la escena final en la que vuelve al presente- a través de una camara aerea que sobrevuela paisajes de la campiña inglesa, luego del pueblo hasta llegar a la fabrica. En el camino, la camara irá descendiendo paulatinamente hasta ubicarse frontal, en un ángulo levemente contrapicado, para tomar a las amigas en la linea de montaje, plasmando sus personalidades en las actitudes de cada una en ese trabajo mecánico y enajenante. No se priva de las intertextualidades (tanto visuales como discursivas) con otros films. Por ejemplo, al llegar a Las Vegas, Jackie dice: ?alquilaremos un auto rojo convertible y seremos como Thelma y Louise? ??bien ?dice Dawn- pero quienes son Thelma y Louise??

Pese a lo doloroso del tema, el film es un canto a la esperanza. Definitivamente, vale la pena verlo.