Golden globe

0
6

Algunos se desinflaron antes de tiempo, otros simplemente llegaron sin aire, pero de los que llegaron a la meta, ninguno puede adjudicarse el triunfo definitivo, posiblemente el film que más se acercó fue El tigre y el dragón (Crouching Tiger, Hidden Dragon), con dos galardones. Los perros no ladraron en la entrega, en la que hubo sólo un Globo de Oro pare el cine Latino y se lo llevó Benicio del Toro.

SE REPARTIERON LOS GLOBOS DE ORO.

Algunos se desinflaron antes de tiempo, otros simplemente llegaron sin aire, pero de los que llegaron a la meta, ninguno puede adjudicarse el triunfo definitivo, posiblemente el film que más se acercó fue El tigre y el dragón (Crouching Tiger, Hidden Dragon), con dos galardones. Los perros no ladraron en la entrega, en la que hubo sólo un Globo de Oro pare el cine Latino y se lo llevó Benicio del Toro.

La ceremonia

Como se esperaba, la ausencia de filmes de calidad generados por la industria del cine en el 2000, se vio reflejada en la entrega de los Globos de Oro, que resultó una fiesta en la que se repartieron premios para dejar contentos (o disgustados) a todos. Cuestión de enfoques.

Si bien es cierto que no había mucha tela de donde cortar, también quedó claro que entre la prensa hubo desconcierto y opiniones muy divididas para determinar qué fue lo mejor del 2000, lo que plantea desde luego un panorama similar ante la próxima entrega del Oscar, que casi seguramente tendrá un carácter aún más conciliatorio entre los miembros de la Academia, después de todo ellos son los dueños de la pelota y no se vislumbra en el abanico de opciones una cinta que incline la de manera definitiva la balanza a su favor.

La ceremonia de los Globos de Oro, que se celebró en el Beverly Hilton Hotel de Los Angeles, resultó más bien fría, con algunas ausencias, como la de Vanessa Redgrave, o Sela Ward, que esperaba recibir su galardón en el baño; aunque destacaron, primero: por su emotividad, los momentos dedicados a recordar la carrera de Al Pacino; después, el patético smoking de Bob Dylan; y por último, lo penoso, la “chochez” de Liz Taylor, hermosa a pesar de los años, pero perdida, porque pretendía decir cuál era la mejor película, sin recordar a las nominadas, en una ceremonia a la que faltó calidez y frescura, especialmente cuando era de esperarse algo especial, considerando que se trató de la primera entrega.

La repartición.

Solo tres cintas, Traffic, Gladiador y El tigre y el dragón, se hicieron merecedoras a un par de Globos, sin embargo por la importancia de las distinciones y a pesar de que Gladiador cargó con el de Mejor Película Dramática y Mejor Música Original, para muchos la gran triunfadora de la noche fue El Tigre y el Dragón, calificada como Mejor Película Extranjera y el reconocimiento para Ang Lee, como Mejor director.

Jim Carey (The Grinch), que aspiraba a su tercer Globo de Oro consecutivo como actor de comedia, fue desplazado por George Clooney (O Brother, Where Art Thou?), ante el desencanto de las fans de Mel Gibson (What Women Want).

Otro premio discutible, es el Mejor Actriz Dramática, que recibió Julia Roberts (Erin Brockovich), especialmente después de las serie de críticas favorables generadas por la prensa alrededor del mundo sobre el trabajo de Bjork (Dancer in the Dark), también nominada para el galardón. En cuanto al Mejor Actor Dramático, también se presentó la polémica, porque para muchos Javier Bardem ((Antes que caiga la noche) y Geoffrey Rush (Quills), tenían más méritos para llevarse el galardón, que Tom Hanks, que se lo adjudico por su trabajo en (Cast Away).

Traffic, se adjudicó el premio al Mejor guión, para Stephen Gaghan y el Mejor Actor Secundario para Benicio del Toro.

Los latinos en los globos de Oro.

Claro que no abundaron las nominaciones para los latinos en la entrega de Globos de Oro a lo mejor del 2000, de hecho la representación se limitó a la cinta mexicana, Amores Perros, compitiendo por el galardón como Mejor Película Extranjera, el español Javier Bardem y el actor puertorriqueño Benicio del Toro, nominado para el premio como Mejor Actor Secundario, y que al final fue el único que obtuvo el Globo que rescata un poco de la honra latina, olvidada por la Asociación de la prensa extranjera en Hollywood.

Por si esto fuera poco, en el escenario, para la conducción del evento, solo Jeniffer López se hizo presente, como representante del espíritu latino.

Por cuanto a la designación de la Mejor Película Extranjera, poco se puede decir, porque por desgracia, aunque no se puede negar la excepcional factura de Amores Perros, no se han podido ver en México a sus rivales, así que pensemos que la designación de El tigre y el Dragón, la cinta del cineasta taiwanés Ang Lee, fue justa, porque el ladrido de los perros no fue suficiente para opacar el rugido del tigre y el fuego del dragón.

El premio especial Cecil B. DeMille.

Lo que no presentó un solo elemento para la polémica, fue la designación de Al Pacino, para recibir el Premio especial Cecil B. DeMille. La conducción de la remembranza filmográfica de Pacino y la entrega de su galardón, corrió a cargo de Kevin Spacey, ganador del Oscar el año pasado. Aunque naturalmente, por cuestiones de tiempo, el repaso en pantalla a la carrera de Al Pacino, incluyó pocas escenas de sus trabajos más brillantes, que incluyeron la saga de El padrino, hasta The Insider, su más reciente película en cartelera, el sabor de boca que dejo en los asistentes a la ceremonia y en quienes vimos la ceremonia por televisión, fue definitivamente agradable.

Con discurso más bien largo para agradecer el reconocimiento, Al Pacino recordó a sus maestros, amigos y gente que le ha brindado apoyo y consejo en su brillante carrera, además de recordar algunos momentos de su vida, como cuando su madre le levaba al cine, “tenía cuatro o cinco años, mi madre me llevaba a ver películas, y luego, cuando regresaba a casa, yo me pasaba el día entero interpretando todos los papeles del filme”, comentó Pacino.

En su discurso, Al Pacino agradeció a sus maestros y las personas que lo impulsaron a convertirse en un respetado actor.

Otros premios entregados en la fiesta de los Globos de Oro, fueron para Sarah Jessica Parker, Brian Dennehy, Martin Sheen, Judi Dench, y Robert Downey Jr., por su trabajo en la televisión, destacando también los galardones para West Wing y Sex and the City, como las mejores series dramática y cómica, de la televisión.

LOS GANADORES DE LOS GLOBOS PARA EL CINE.

MEJOR PELICULA DRAMATICA:
Gladiator

MEJOR ACTRIZ DRAMATICA:
Julia Roberts (Erin Brockovich).

MEJOR ACTOR DRAMATICO:
Tom Hanks (Naúfrago / Cast Away)

MEJOR PELICULA MUSICAL O DE COMEDIA:
Almost Famous

MEJOR ACTRIZ DE MUSICAL O COMEDIA:
Renée Zellweger (Nurse Betty)

MEJOR ACTOR DE UN MUSICAL O COMEDIA:
George Clooney (O Brother, Where Art Thou?)

MEJOR PELICULA EXTRANJERA:
El tigre y el dragón / Crouching Tiger, Hidden Dragon (Taiwán)

MEJOR DIRECTOR:
Ang Lee (El tigre y el dragón / Crouching Tiger, Hidden Dragon)

MEJOR ACTRIZ SECUNDARIA:
Kate Hudson (Almost Famous)

MEJOR ACTOR SECUNDARIO:
Benicio del Toro (Traffic)

MEJOR GUION:
Stephen Gaghan (Traffic)

MEJOR MUSICA ORIGINAL:
Hans Zimmer y Lisa Gerrard (Gladiator)

MEJOR CANCION ORIGINAL:
Things Have Changed, de Bob Dylan (Wonder Boys)

Nota gentileza de Cinemahoy.com