FINAL FANTASY

0
7

Año 2065. Planeta Tierra, o lo que queda de él. Desde que el meteorito con los espectros se estrelló en el planeta y éstos comenzaron a devastar todo lo que tocaban, la vida se ha vuelto muy escasa y valiosa.

Final Fantasy, el espíritu en nosotros (Final Fantasy, the spirits within, USA, 2001)

Dirigida por: Hironobu Sakaguchi
Escrita por: Hironobu Sakaguchi, Al Reinert y Jeff Vintar
Protagonizada por (voces): Ming-Na Wen (Dra. Aki Ross), Alec
Baldwin (Cap. Gray Edwards), Ving Rhames (Sgto. Ryan), Steve Buscemi (Neil), Peri Gilpin (Jane), Donald Sutherland (Sr. Sid) y James Woods (Gral. Hein)
Distribuidora: Columbia Pictures
Duración: 113 minutos

Categoría Leedor: CVV (Cine Virtual, Virtual)

Año 2065. Planeta Tierra, o lo que queda de él. Desde que el meteorito con los espectros se estrelló en el planeta y éstos comenzaron a devastar todo lo que tocaban, la vida se ha vuelto muy escasa y valiosa. Mientras el Gral. Hein y su gente desarrollan el cañón Zeus cuyo poder podrá eliminar para siempre el meteorito y sus espectros, el Dr. Sid y la Dra. Ross buscan otra solución: una onda que, neutralizando a los espectros, no elimine también a Gea (el espíritu de la tierra). Mientras la Dra. Ross lucha contra el tiempo, buscando en las tierras yermas los elementos faltantes para completar la onda, el Cap. Gray Edwards y sus hombres la custodian y protegen.

Vamos por partes. El film ha sido íntegramente realizado con animación generada por computadora. De hecho, ha sido necesario desarrollar nuevos software para poder alcanzar el grado de hiper-realidad deseado. Para que se haga una idea, para lograr que el pelo de la Dra. Aki se moviera naturalmente, fue necesario diseñar un software que manejara en forma individual el movimiento de cada uno de sus 64.000 cabellos. Atención, que no todo lo que reluce es oro en Wonderland… así que no todas las animaciones son tan buenas como las del pelo. Bueno, pensándolo bien, hacer una cara llorando no debe ser soplar y hacer botellas…no?

En cuanto a la historia, es bastante naif pero efectiva. Hay temas que se ponen de moda. En este caso, el de cierto “espíritu” o “energía” que da vida a todas las formas de vida. Aquí es Gea -el espíritu de la tierra- que se manifiesta en 9 elementos diferentes. Algo similar hemos visto recientemente en Atlantis, donde un cierto cristal era la fuente de energía de la ciudad perdida, pero fundamentalmente, era la fuente de vida de sus habitantes.

En Final Fantasy, parece haber una especie de síntesis entre las ideas filosóficas orientales y occidentales, no sin cierto grado de enfrentamiento entre ambas. Las ideas en torno a la onda de energía capaz de neutralizar la energía de los espectros, parecen más consistentes con las ideas orientales en torno a la energía que rige al mundo que aquellas en torno a la construcción de un gigantesco cañón espacial que, al tiempo que mata a los malos, también mataría a los inocentes. Esta última parecería responder más a las ideas occidentales que terminaron una guerra con dos bombas atómicas, masacrando a cientos de miles de inocentes.

La historia del film tiene su origen en una exitosa saga de videojuegos que Hironobu Sakaguchi creara en 1987 y que se consagró definitivamente en 1999 con la 7ma versión, esta vez adaptado para Play Station que, el día de su lanzamiento vendió 2 millones de copias sólo en Japón.

En fin, se trata de un trabajo más que interesante, que disfrutarán especialmente los más jóvenes, y que posiblemente esté abriendo la puerta al cine del futuro.

Socorro Villa
©Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción

Estreno del 9/8/01

Compartir
Artículo anteriorCalle 54
Artículo siguienteTolkien 2001