Descubriendo a Forrester

0
10

¿Le gustan los filmes del tipo “La sociedad de los poetas muertos” o “Fin de semana de locos”? Entonces este puede llegar a gustarle. El problema es que es muy simple -demasiado- y esto lo torna predecible y la narración no compensa el interés que le falta a la historia. William Forrester escribió su primer novela hace cuatro décadas y con ella ganó el Pulitzer. Desde entonces no ha vuelto a publicar, vive en el más profundo ostracismo y nadie sabe qué ha sido de él ni por qué ha elegido desaparecer. Jamal Wallace, por su parte, es un adolescente de color con gran talento para las letras. Jugando una apuesta con sus amigos, se mete en el departamento de un viejo ermitaño y al salir corriendo deja olvidada su mochila. El viejo resulta ser Forrester, quien acepta ser su tutor, en tanto él no revele al mundo su paradero.

¿Le gustan los filmes del tipo “La sociedad de los poetas muertos” o “Fin de semana de locos”? Entonces este puede llegar a gustarle. El problema es que es muy simple -demasiado- y esto lo torna predecible y la narración no compensa el interés que le falta a la historia. Chico negro de lo más pobre del Bronx que es muy bueno en el colegio. Acto seguido le ofrecen una beca en el colegio más exclusivo de Manhattan, donde obviamente, tiene que luchar contra los prejuicios propios y ajenos. Escritor genial y ermitaño se relaciona con chico negro que le muestra el mundo desde otro ángulo.

Hay algunos elementos interesantes como las tomas verticales de la escalera de la casa de Forrester, cada vez que llega Jamal, que connota la posición de superioridad del escritor con respecto al discípulo. Dentro de la casa, la iluminación es teatral, otorgando cierto aire misterioso y dramático al lugar y una buena cuota de excentricidad a su morador.

Es un film bien hecho, consistente, que lo mantendrá entretenido todo el tiempo y lo emocionará al final como corresponde a todo film hollywoodense que se precie.

Socorro Villa
©Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción.