Alguien Como Tú

0
7

Para aquellas parejas en vías de consolidación sentimental, es poco recomendable. Para aquellas parejas bien afirmadas en sus compromisos, les servirá para divertirse livianamente un rato y recordar viejas épocas de soltería. Para aquellos que busquen algo interesante y de lo cual extraer alguna idea importante, es aconsejable una buena película independiente.
Teoría Zoofílica Descartable

Encontrar la fórmula correcta para manejarse en una sociedad altamente sofisticada, es parte del quehacer habitual de cualquier profesional que se jacte de ser una persona integrada a los ámbitos del mercado. Desde la posición más insignificante de una organización, cada célula integrante de la cadena, tratará de buscar explicación lógica a sus actos pasados, presentes y futuros. ¿Pero, que sucede cuando queremos explicar científicamente cuestiones del corazón?

Siendo una prolífica productora televisiva, Jane Goodale – Ashley Jude “A time to kill”, “Heat” – solo encuentra vacío en sus relaciones sentimentales y luego de pasar por la situación amorosa más traumante de su vida, decide aplicar toda su capacidad deductiva en encontrar una respuesta racional a tal situación. A tal efecto, no tiene mejor idea que homologar una teoría bovina a los comportamientos masculinos: “La teoría de la Vaca vieja”.

No es intención del cronista, realizar una exhaustiva descripción de la mencionada teoría, pero no puede discutirse que el film se encuentra exclusivamente sustentado por la narración y exposición de la misma. En este punto, es acertada la forma de diagramar la narración. Una adecuada – aunque no novedosa – interposición de cuadros a modo de títulos de capítulo, dan ese sabor tan envidiable y propio de los libros. Las más sinceras de las felicitaciones referidas a este tópico. Pero finalmente, se queda corta y no logra aprovechar todas las posibles que el tema puede brindar. Falta la vuelta de tuerca, el guiño final, la sorpresa que marque la diferencia comparativa y es allí donde cae. Hasta aquí, lo más sobresaliente en lo que a teoría fílmica se refiere.

Constantemente se propone realizar un film de alto corte seudo psicológico, entremezclando hipótesis sobre comportamientos humanos y animales que seguramente sorprendería al más fanático freudeano. El macho fuerte y seductor, enfrentado al Hangliniano macho postmoderno, intenta reflejar la realidad individual de la protagonista y solo deja de manifiesto la pérdida del control de la situación por su parte.

En definitiva, denota una búsqueda de evasión propia de una personalidad débil; algo poco favorable.

Por demás, el reparto se completa con un par de caras bonitas que logren brindarle sustento a la producción. De hecho, es el poco sustento que logra obtener a partir del mercado cautivo que puedan tener los actores. Buenos nombres, tales como Greg Kinnear – “As Good As It Gets” – Marisa Tomei – “My Cousin Vinny” (que le valió un Oscar) – y el moderno Hugh Jackman – “X-Men” – cumplen su función de parteneres obligados en esta producción. Lo más objetable es que tanto talento, no se encuentre bien aprovechado.

Para aquellas parejas en vías de consolidación sentimental, es poco recomendable. Para aquellas parejas bien afirmadas en sus compromisos, les servirá para divertirse livianamente un rato y recordar viejas épocas de soltería. Para aquellos que busquen algo interesante y de lo cual extraer alguna idea importante, es aconsejable una buena película independiente.

Sebastián Montagna
© Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción