Bajo la arena

0
15

Como tantas otras veces, Marie y Jean llegan a la casa de la costa donde pasan sus vacaciones. Cenan, leen un rato, se van a dormir. Mientras Marie luce espléndida y jovial, pese a que es una mujer de mediana edad, su esposo Jean luce cansado, agobiado, agotado. Un día, mientras Marie cormita en la playa, Jean desaparece sin dejar rastro. ¿Qué pasó? El Amor No se Rinde

Como tantas otras veces, Marie y Jean llegan a la casa de la costa donde pasan sus vacaciones. Cenan, leen un rato, se van a dormir. Mientras Marie luce espléndida y jovial, pese a que es una mujer de mediana edad, su esposo Jean luce cansado, agobiado, agotado. Un día, mientras Marie cormita en la playa, Jean desaparece sin dejar rastro. ¿Qué pasó? ¿Dónde está? En adelante, Marie tendrá que reconstruir su vida sola. Sin embargo, desprenderse de la omnipresente imagen de Jean, no será tan fácil.

El film está cuidadosamente construído, al punto que muchas escenas están construidas con proporciones áureas, prestando especial cuidado al lugar de cada cosa en la composición de la imagen, para que nada desentone con la armonía general.

Desde el inicio del film hay pistas de que las cosas no andan bien con Jean: paran en la ruta y mientas Marie se maquilla Jean toma café y se refriega los ojos. Cuando llegan a la casa, él sale a buscar leña y se queda observando unas hormigas debajo de un tronco. Se queda sentado, quieto, mientras Marie prepara la cena. Toda energía parece haber escapado de él. Sin embargo, Marie no parece darse cuenta. O ese es el ánimo habitual de Jean o ella está totalmente ciega…

Cuando Jean desaparece, Marie continúa su vida como si nada hubiera sucedido. En su mente, ella sigue hablando con él, sintiendo sus caricias, compartiendo el desayuno. Cuando a instancia de sus amigos, Marie empieza a frecuentar a Vincent, ella ve a Jean dándole su mirada de aprobación. Hay una escena muy bien lograda, luego de la primera cita con Vincent, en la que Marie se acuesta en la cama e imagina las manos de Jean y las de Vincent recorriendo su cuerpo, acariciándola. Y esas imágenes de las manos recorriéndola, se mezclan con las imágenes de sus propias manos acariciándose. La desesperada necesidad de recibir afecto y el goce de recibirlo se unen en una alucinación tan real para Marie como las clases que da cada dia o el café que toma por las mañanas. Ella trata por todos los medios de encontrar razones para creer que Jean se ha ido, que volverá. No puede aceptar que haya muerto. Y menos aún que se hubiera suicidado. La negación de Marie llega al extremo cuando la policía le dice que creen haber encontrado el cuerpo. Deberán entonces volver a la casa de Landes, a re-encontrarse con la playa, con la realidad que ha tratado de evadir durante tantos meses, consigo misma.

Si bien la historia es una novela, el planteo es interesante. ¿Qué pasa cuando alguien desaparece? ¿Qué sucede en la mente de los que quedan, de los que viven en la incertidumbre? Nuestra sociedad tiene una dolorosa experiencia al respecto. Con treinta mil desaparecidos en el haber de nuestra historia, conocemos la desesperación.

Se trata de un film para disfrutar y reflexionar. No apto para ver con la mente en blanco.

Socorro Villa
© Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción.