Cabeza de Tigre

0
10

Interesante revisión histórica con algunas buenas actuaciones. Vale la penaHistoria revisada

Corre 1810 y la patria ha despertado con su primer gobierno militar. Los revolucionarios de mayo tratan de aumentar el apoyo popular a la revolución mientras negocian con diplomáticos extranjeros (especialmente británicos) el apoyo a su causa. La cosa pinta más como un switch de dependencia de España a Inglaterra que como una auténtica independencia. En ese contexto, los antiguos héroes se tornan enemigos. El Virrey Santiago de Liniers, para la gran mayoría el héroe de la reconquista durante las invasiones inglesas, se transformó repentinamente en el blanco de la campaña ideológica contra los realistas.

Lo más interesante del film es el trasfondo ideológico de la cuestión. Más allá de la historia oficial, más acá de la lucha de poderes, el argumento recorre cuestiones como la situación del pueblo, los intereses de la masonería y el proyecto de país en la mente de los artífices de la revolución de mayo. Gran parte del film gira en torno a las discusiones entre Liniers y Castelli, entre French y Castelli, entre Moreno y Saavedra, entre otros. Discusiones en las que Liniers sostiene “Ustedes los de la Junta no existen, se limitan a cumplir ordenes de los ingleses”. O también “estos que hoy se dicen revolucionarios van a terminar siendo empleados a sueldo de los bancos ingleses”. Por no mencionar a French preguntándole a Castelli “¿Usted es masón?, o a Saavedra diciéndole a Moreno “si está tan ansioso por fusilar a Liniers, hágase cargo…”

La reconstrucción de época ese bastante puntillosa, sacando provecho a varias de las construcciones coloniales que todavía quedan en pie. Lo curioso es que entonces igual que ahora, había mendigos en las calles, pidiendo en los umbrales de las iglesias o las casas adineradas, abrigándose al calor de pequeñas fogatas callejeras. Si uno piensa en la similitud de esa imagen con la de tantas que vemos a diario, con las de los piqueteros de La Matanza o la miríada de niños mendigando por las calles de Buenos Aires, no puede evitar que un sabor amargo le invada la boca.

En fin, se trata de una interesante revisión histórica, con algunas buenas actuaciones, que sin duda vale la pena ver.

Socorro Villa
© Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción