Las mujeres arriba

0
10

Isabel es una hermosa bahiana que cocina como los dioses, esta super enamorada de su esposo pero? tiene un defecto. Sufre de mareos por movimiento, asi que no puede viajar en auto, ni tomar ascensores, ni siquiera hacer el amor? a menos que ella tenga el control.
Amor Contra Vudú

Isabel es una hermosa bahiana que cocina como los dioses, esta super enamorada de su esposo pero? tiene un defecto. Sufre de mareos por movimiento, asi que no puede viajar en auto, ni tomar ascensores, ni siquiera hacer el amor? a menos que ella tenga el control. Claro que eso le traía problemas, especialmente con Toninho, su esposo, que se sentía muy poco hombre, teniendo que estar siempre abajo, siempre en el asiento de atrás? Tan disminuido se sentía el pobre Toninho que cuando trató de probar su virilidad con otra mujer lo pescaron infraganti. Asi que Isabel, maleta en mano, decidió dejarlo e irse a San Francisco con su amiga Mónica. En esa ciudad, conoce a un productor de televisión que le da su propio espacio: Pasion Food, en el prime time. Y cuando ella por fin triunfa en San Francisco? llega Toninho a reconquistar su corazón al ritmo del Bossa Nova.
La película empieza con el relato que hace una voz en off de la historia de Isabel y llega hasta el presente de la noche del “in fraganti”. Lujo de paisajes bahianos con las negras vestidas de blanco a la orilla del mar bailando el candomblé y haciendo sus ofrendas a Yemanjá (la diosa del mar). Si hay algo que caracteriza a la bella Bahía es esa extraña mezcla de creencias Yoruba y católicas que dan cuerpo al vudú. Y como no podía ser de otra forma, el vudú es un protagonista más del film, que además resuelve aquellas cosas que el guión no satisface.
Eso es todo. Si, está bien, la película esté llena de primeros planos infartantes de Penélope Cruz en medio de unas escenografías que evocan las pinturas de divas de Federico Klemm? En fin una comedia romántica para disfrutar del Bossa Nova y otras bellezas naturales del Brasil. -¡Qué Brasil, Penéslope Cruz es española! -me dirá usted. Bueno, esos son detalles menores?. Además, si usted disimula el característico sonido de las “s”, ni se nota?

Socorro Villa