Historias Cotidianas

0
14

Historias Cotidianas es un documental sobre la vida de seis hijos de desaparecidos. Siete, en realidad, considerando al propio director quien, pese a no aparecer en la pantalla, plasma su historia desde detrás de cámara.
Necesaria

(h) Historias Cotidianas es un documental sobre la vida de seis hijos de desaparecidos. Siete, en realidad, considerando al propio director quien, pese a no aparecer en la pantalla, plasma su historia desde detrás de cámara. A través de las entrevistas con los seis protagonistas, cada uno evoca su historia, sus recuerdos o la falta de ellos, sus sentimientos, sus fantasías, sus temores y sus sueños recurrentes. Cada uno trata de armar el rompecabezas de su identidad, hecha de incógnitas e incertidumbres, de retazos de fotos viejas, de recuerdos de familiares recién encontrados?

El documental está construído con una modalidad interactiva, en la que resulta evidente que los entrevistados responden a preguntas del entrevistador, aun cuando éstas no aparecen en pantalla. Cada uno de los protagonistas cuenta su historia. Algunos, como Christian o Úrsula, recuerdan vívidamente la última vez que vieron a sus padres, dónde estaban parados, cómo los saludaron, etc. Otros, como Florencia, en cambio, eran tan pequeños que no recuerdan ni sus rostros. Claudio se enteró de que sus padres eran desaparecidos, cuando su abuela lo encontró, luego de 19 años, y descubrió que tenía un hermano y sobrinos y una familia que lo había buscado todo el tiempo, mientras él crecía en la enajenación y la ignorancia. Victoria busca reconstruir el pasado a partir de algunas fotos, tratando de encontrar los lugares donde fueron tomadas, de hallar sus huellas en aquellos paisajes. Martín evoca la foto de sus padres que lo acompañó toda su infancia y piensa “estoy por llegar a la edad que ellos tenían cuando les tomaron esa foto, estoy por emparejarme con ellos?”

El documental está estructurado en 4 segmentos que siguen a una breve y vertiginosa presentación de los protagonistas, cámara en mano. Huellas, Hijos, Historias, Hoy. Cada uno de ellos presentado por una suerte de intertítulo con imágenes en blanco y negro: En el primer caso, paisajes urbanos casi desiertos; en el segundo caso las imágenes son de multitudes anónimas en medio de la gran ciudad; en el tercer y cuarto casos, las imágenes son de los propios protagonistas, recorriendo la ciudad, los lugares que los ligan con su historia y su identidad.

Además de las múltiples fotografías que guardan estos hijos, hay mucho material de archivo: fotografías de operativos militares, de las portadas de los diarios anunciando el golpe militar del 76 o las noticias acerca de la lucha antisubversiva; el juicio a las juntas, las sentencias y las leyes de obediencia debida y punto final y por último los indultos. Todas ellas en blanco y negro, contrastando con el color de las entrevistas con los protagonistas. Y la voz de Videla diciendo que los desaparecidos son “una incertidumbre”.

Obviamente es un documental cargado de dolor, pero también de esperanza. Cada uno de ellos está tratando de rehacer su vida. Intentando dejar atrás los fantasmas, cada uno a su manera: algunos continuando con la lucha militante de sus padres, otros dejando el pasado atrás y tratando de encontrar su propio camino. Todos luchando con el temor de qué sucederá ahora que están llegando a la edad en que murieron sus padres.

Alguien dijo alguna vez que lo que se olvida se repite. Tal vez, si no olvidamos, no repetiremos los errores del pasado. Tal vez, si enfrentamos el pasado, podamos cerrar algunas heridas y empezar a vivir en libertad y armonía.

Socorro Villa
©Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción

Estreno del 22-03-01