gallito ciego

0
9

En la jerga policial, de la que confieso no soy experta, un gallito ciego es el que hace algo sin
saber, un conejito de indias, un chivo expiatorio.

Gallito ciego. Nada es lo que parece. (Argentina, 2000)

Escrita y dirigida por Santiago Carlos Oves
Interpretada por Gustavo Garzón, Rodrigo de la Serna, Aída Luz, Erica Rivas, Héctor Bidonde
Duración: 88 min
Distribuída por Primer Plano Film Group

Categoría Leedor: ELP (Es lo que parece)

Un joven recien salido de la secundaria, prácticamente abandonado por su padre, vive con su abuela y busca un trabajo que le permita entrar a la Universidad. Facundo se verá envuelto en el cobro de un cheque mal habido y una confrontación con un policía corrupto.
Lo que en los primeros minutos promete constituírse en un cine de relato, a partir del choque de dos puntos de vistas que recuerdan el mismo hecho: Facundo y el policía, que podría haber sido mejor aprovechado, dado que la historia es sumamente previsible, termina diluyéndose sin destino fijo.
Ni siquiera la intervención siempre naturalista y conmovedora de Aída Luz, una abuela preocupada en los momentos de mayor tensión por el llamado telefónico de una amiga jubilada, y la del forense que interpreta Martín Adjemián pueden salvar un film condenado a la inocuidad.
El tema de la desocupación, la corrupción policial, la emigración en busca de trabajo, la violencia son los temas que Oves toma del contexto; una historia de amor sin sustancia va mechando el tema principal y precipita hacia el final a un lugar que sale vaya a saber de dónde.

Alejandra Portela
© Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción

Estreno: 22-3-2001