El cine de los Best Sellers

0
10

Harry llega al cine. Indudablemente la mano de una imponente distribuidora no podía quedar fuera, es por esto que Warner BROS. ya adquirió los derechos de las tres primeras novelas de J.K. Rowling y en caso de que la trilogía inicial tenga el éxito esperado, la saga podría extenderse a siete filmes. Bienaventurados los Best Sellers porque algún día serán filmados

- Publicidad -

Por Sebastián Montagna

A fines del siglo pasado, la conmoción provocada por la aparición de unos diminutos seres, capaces de vivir dentro de una bola, fue lo que encabezó todos los ranking de venta si nos referimos al público ubicado por debajo de los 15 años. Los pocket monster o su forma abreviada más conocida, Pokémon. Fueron vistos, filmados, digitalizados, comprados, guardados, comidos y cientos de miles de adjetivos aplicables a un producto que recuperó con creces toda la inversión, pero…

Oponiéndose, no sólo geográficamente, otra revolución se estaba produciendo desde la mente de una sola persona. Dicha revolución, sumamente creativa, no buscaba innovar, ni crear nuevas tecnologías, por el contrario, su búsqueda se apoyaba en lo pasado, en lo místico, en la libre asociación de mente, corazón e imaginación; no buscaba tecnificar, buscaba dignificar y darle nuevamente rienda suelta al pensamiento de las nuevas generaciones. A esta altura, sólo falta comentar qué fue esto tan revolucionario, y al igual que J.K. Rowling nos respondemos: Harry Potter.

Lo sorprendente de las llamadas “revoluciones” no está sólo en ver cómo se produjeron, sino en llegar a identificar los cambios que producen en el imaginario colectivo e individual de una sociedad y cómo sus consecuencias se hacen reflejo en la vida cotidiana; en pocas palabras, ver cómo la tela de la araña se abre en todas direcciones. Esa araña llamada capitalismo, llegó a la literatura y capturó cautivamente primero la mente de los miles de niños que en todo el mundo han leído las aventuras del joven mago, después la de un escritor que retirado del anonimato, ha planeado la creación de varias secuelas.

Por esto es que Harry llega al cine. Indudablemente la mano de una imponente distribuidora no podía quedar fuera, es por esto que Warner BROS. ya adquirió los derechos de las tres primeras novelas de J.K. Rowling y en caso de que la trilogía inicial tenga el éxito esperado, la saga podría extenderse a siete filmes. Para el primero de los filmes – en el cual se comenzó a trabajar a principio del año 2000 – “Harry Potter and the Sorcerer’s Stone” (Harry Potter y la Piedra Filosofal como se conoció en el mundo hispano) la fecha probable de estreno, que en un principio se confirmó para el 16 de noviembre de 2001, tal vez se modifique para que coincida con el verano boreal y como es de suponerse, se espera un descomunal éxito de taquilla; aunque los millones no vienen sólo por los tickets, otro rubro que los productores no han dejado al azar es el merchandising, es por esto que las firmas Mattel y LEGO firmaron suntuosos contratos para adquirir las respectivas licencias de explotación para la realización de juguetes, esta última planea la producción de una línea de legos Harry Potter que se transformaría en su licencia más importante desde la realizada para “Star Wars” (La Guerra de las Galaxias).

Algunas curiosidades pueden extraerse de lo hasta ahora vivido por la producción del filme. Inicialmente se pensaba que la dirección estaría cargo del laureado Steven Spielverg, el cual había sido tentado para capitanear el barco, pero nunca se ratificó ya que el hombre de anteojos tenía en proyecto un nuevo filme que se llamará A.I. – por artificial intelligence – de esta manera es que la decisión final y la posesión del timón correspondió a Chris Colombus (Bicentennial Man, Home Alone y Mrs. Doubtfire) de quien esperan, pueda otorgar el ambiente necesario para una historia de este calado.

En un principio se pensaba que Haley Joel Osment (The Sixth Sense), sería el encargado de darle vida a las travesuras de Harry y asegurar el éxito de la producción, pero contrariamente a lo que cualquier persona relacionada al medio del espectáculo podría pensar, el papel principal del joven mago no se otorgó a ninguna consagrada estrella juvenil. ¿A qué se debió esta decisión?: el autor del cuento opinó que el protagonista debería mostrarse como un típico niño Inglés. A tal efecto, se realizó un casting que dio como ganador a Daniel Radcliffe quien recientemente tuvo un pequeño papel en la versión de “David Copperfield” realizada por la BBC.

La trama del filme no tiene demasiadas intrigas, para aquellos que hayan leído el cuento de Rowling, ya que el guión será una adaptación de Steven Kloves (The Fabulous Baker Boys y Wonder Boys) el cual piensa respetar al pie de la letra lo originalmente narrado. Lo curioso estará dado por la piedra del titulo, ¿qué?. Es que lo que se estima es que haya dos títulos, uno para el mercado americano – al decir americano significa “norteamericano” – en el cual se conocerá como “the sorcerer’s stone” y otro para el británico en donde se denominará “the philosopher’s stone”.

Por demás, no queda otra opción que esperar al estreno para sacar sus propias conclusiones y si los curiosos fanáticos no pueden esperar hasta la hora señalada, deberán realizar los pases mágicos adecuados para acceder al trailer ubicado en la página oficial del film en donde podrán enterarse de las últimas novedades.


Notas relacionadas:

Harry Potter y la piedra filosofal
Harry Potter y la cámara secreta
Harry Potter y el prisionero de Azkaban

Nota publicada el 15-3-2001.