Maldita Cocaína

0
11

Se trata de una sucesión de obviedades. Empezando por el guión, que hasta un adolescente podría anticipar, pasando por los “chivos” de las empresas auspiciantes y terminando en las escenas de sexo que son, cuando menos, de mal gusto. Un Bodrio

El film está relatado en flashback. Comienza con lo que parece ser una trampa para narcotraficantes en la playa, relatada en off por el personaje de Juan Manuel Tenuta. Luego de la secuencia de títulos, un asesinato, fundido a negro y un intertítulo: “cuatro meses después”. Y allí comienza la historia de Víctor Trejos, un periodista independiente que recorre el mundo escribiendo historias. Esta historia en particular es la que Trejos utiliza para vengar la muerta de su hija a manos de un grupo de narcotraficantes liderado por Danny Fusco.

Se trata de una sucesión de obviedades. Empezando por el guión, que hasta un adolescente podría anticipar, pasando por los “chivos” de las empresas auspiciantes y terminando en las escenas de sexo que son, cuando menos, de mal gusto. Para completar el desastroso panorama, hay un evidente desfasaje entre las imágenes y la banda de sonido, que se hace especialmente evidente en los múltiples primeros planos, particularmente de Osvaldo Laport.

En fin, sólo las fanáticas admiradoras de Osvaldo Laport, que mueren por verlo debutar en la pantalla grande, podrán soportar estoicamente los 87 minutos de bodrio. Si ese no es su caso, ni se gaste.

Socorro Villa
© Todos los derechos reservados, prohibida su reproducción

Estreno: 15-03-01