Con ánimo de amar

0
14

SELECCION OFICIAL DEL FESTIVAL DE CANNES Y PREMIO A LA MEJOR INTERPRETACION MASCULINA.

Representante curioso resulta Wong Kar-Wai del parnaso cinematográfico dada su particular concepción narrativa, evidenciada ante nosotros con anterioridad en films como “Chungking Express” y “Happy Together“, y el tratamiento estético que realiza en sus obras. En “Con ánimo de amar” el guión preciso, austero, sin golpes bajos y altamente emotivo construye, junto a una fotografía que se basa en encuadres ajustados y con recursos tales como la cámara lenta, un fino retrato de amor no consumado en el oriente de los años ’60.

Con ánimo de amar“, a diferencia de los films precedentes del director, explora los límites de la pasión desde la emoción con sutil encanto y sin necesidad de producir un estallido violento en las sensaciones del espectador. Los ambientes chicos y los colores estridentes son los únicos elementos de provocación visual ante éste, sin un montaje que recurra a la parte árida de la estética del videoclip como en “Felices Juntos“, y sirven de puesta a un melodrama que se basa en una ausencia terrible e inolvidable que como tal, en la matriz del engaño, condiciona, concede o margina.

Llega al Shangai de los años ’60, un redactor en jefe del periódico local junto a su esposa. En similar instancia, otro matrimonio se muda al edificio y pronto el periodista Chow Mo-Wan y Li Zhen, exponente femenino del matrimonio recién llegado, simpatizan. Esa simpatía se establece en una realidad que comienza a mostrárseles desconcertante cuando descubren que sus cónyuges se frecuentan y son amantes. Un día ellos parten y entre Mo-Wan y Li Zhen se establece una particular pasión, que convive a la sombra de aquella traición. Sombra que el film destaca desde un comienzo al ignorar el rostro de los futuros evadidos y que perseguirán permanentemente a Mo-Wan y Li Zhen en ese derrotero de desencuentros, remarcados por la música que aparece como leit-motiv, por las calles de la ciudad.

Con este relato simple Wong Kar-Wai consigue en “Con ánimo de amar” una rara avis poética deliciosa en una época particularmente angustiante para el público cinematográfico, que soporta estoicamente toneladas de productos seriados con cualidades artísticas tan devaluadas que sirven, casi excluyentemente, para alimentar basurales. Frente a esto “Con ánimo de amar” ofrece la construcción de un relato perfecto con una mirada personal e interior y un nivel de profundidad que le otorgan a cada toma la categoría de imprescindible y destacan a un melodrama sin lágrimas y a una historia de amor sin una sola escena de pasión que confieren al dúo protagónico compuesto por Tony Leung y por Maggie Cheung un lugar dentro de las parejas románticas de la historia del cine. Solo basta una frase “No seremos como ellos” (con la que los protagonistas hacen referencia a sus ex cónyuges) para que el adulterio superficial quede fuera del relato y evidencie a un amor que nace desde el dolor y la sinceridad. Una relación apasionada que sólo es sugerida otorga al film un humanismo poético pleno y directo que sirve para que Wong Kar-Wai conciba un milagro del cine con mayúsculas al presentar un trabajo refinado y maduro con una concepción estética propia y una propuesta cautivante.


Also published on Medium.

Compartir
Artículo anteriorCabecita rubia
Artículo siguienteComo caída del cielo
El portal de arte, cultura y espectáculos de habla hispana. Desde la ciudad de Buenos Aires, Argentina, Leedor.com brinda noticias de cultura, una vasta oferta de contenidos de producción propia organizados en secciones temáticas y un interesante conjunto de servicios gratuitos que facilitan el acceso a la información sobre arte, cultura y espectáculos en español.