Como barril de pólvora

0
8

En el marco de la II° Semana de la Crítica organizada por FIPRESCI en el cine Cosmos, se pudo ver el miércoles 16 de febrero una perlita del cine yugoslavo: Como barril de pólvora, film dirigido por Goran Paskaljevic, conocido por el público porteño a través de sus anteriores realizaciones: Tiempo de Milagros (1990) y La Otra América (1995).Para amantes del buen cine

En el marco de la II° Semana de la Crítica organizada por FIPRESCI en el cine Cosmos, se pudo ver el miércoles 16 de febrero una perlita del cine yugoslavo: Como barril de pólvora, film dirigido por Goran Paskaljevic, conocido por el público porteño a través de sus anteriores realizaciones: Tiempo de Milagros (1990) y La Otra América (1995).

La película transcurre durante la noche en la ciudad de Belgrado, capital de la ex Yugoslavia que quedó en manos de los serbios después de la sangrienta guerra civil que azotó el país.
Paskaljevic intenta mostrar toda la cadena de violencia subyacente en esta sociedad desintegrada, donde el odio entre las distintas etnias que la componen es una constante y donde la guerra no es más que su consecuencia, una mecha circunstancial encendida en este barril de pólvora que es la ex – Yugoslavia.
No podía faltar en Paskaljevic el toque místico – religioso que ya aparecía en Tiempo de Milagros (1990) donde iconos bizantinos reaparecían milagrosamente en una escuelita después de haber sido cubiertos con pintura por el gobierno comunista. En Como barril de pólvora dos escenas cortas pero muy representativas transmiten esta idea: en una de ellas la cámara toma el interior de una iglesia cuyas paredes están cubiertas por iconos bizantinos fuertemente iluminados, como si irradiaran una luz mística y sobrenatural. Hacia el final del film, en medio de una terrible explosión que alude a la guerra, uno de los personajes es apedreado mientras cuelga de una alambrado en la misma posición de Cristo en la Cruz: la referencia a los Evangelios no podía ser más clara. Para Paskaljevic la fe religiosa es lo único que puede salvar a esta sociedad signada por la guerra y las invasiones a lo largo de su historia.
“Le ha tomado años a la Serbia democrática despertarse y resurgir contra un régimen que ha producido una sociedad basada en la ley del más fuerte. Desafortunadamente, en este momento es el sistema más comúnmente hallado entre los países eslavos, donde una cultura fatalista destruye cada intento de cambio. Por este motivo Boris, Man, Dimitri, Ana, Kosta, Natalia y todos los demás creen que tienen sus vidas en sus manos, mientras de hecho están siendo chupados por la espiral de locura en los Balcanes. A pesar de lo cual no pierden su sentido del humor y, sobre todo, conservan su humanidad. Es en esta humanidad donde yo pongo mis esperanzas.” (Goran Paskaljevic)
Como barril de pólvora es una excelente película de fuerte contenido, muy recomendable para los que aman el buen cine.

por Adriana Schmorak