Cabecita rubia

0
11

Un ensayo de road movie con leves pinceladas de realismo mágico, pero adolece de los matices y de la intensidad que la hubieran dejado ver más pintorescaPor Armando D’Angelo

Una ruta y la inmensa soledad del desierto; transitándola, una troup de personajes nómades. Talumán, un falso mentalista y mediocre artista lleva su espectáculo cuasi circense junto a su séquito por regiones olvidadas que quizás ni figuren en los mapas.

En uno de sus viajes hacia ninguna parte, una extraña conjunción de encuentros sacude sus vidas y abre el juego para que otros sueños sean posibles.

La combinación de temas ya míticos en el universo del cine como son: el camino y el mundo mágico y bohemio de los artistas errantes, deben de haber resultado irresistibles para el joven y debutante director.

Pero ubicar al equipo de filmación en esta geografía sugerente no fue garantía suficiente y necesaria como para producir una obra poética y conmovedora. Cabecita Rubia queda a mitad del viaje. Se muestra como un ensayo de road movie con leves pinceladas de realismo mágico, pero adolece de los matices y de la intensidad que la hubieran dejado ver más pintoresca , esto se nota tanto en el texto como en la marcación de las interpretaciones de los personajes .